A | B | C | Ch | D | E | F | G | H | I | J | K | L | M | N | O | P | Q | R | S | T | U | V | W | X | Y | Z

Ufología | Ultraderecha | Ultraimperialismo | Ultramontano | Uniato | Unix | Uranismo | Ustacha | Usura | Utilitarismo | Utopismo | Utraquismo

Ufología

Es el conjunto de supersticiones sobre la aparición en el firmamento de aparatos voladores luminosos tripulados por seres vivos de procedencia extraterrestre.

Ultraderecha

Es aquella corriente de la burguesía que en la etapa final del capitalismo propone recurrir al fascismo y a la medidas más reaccionarias para enfrentarse al ascenso del proletariado e impedir la revolución socialista.

Ultraimperialismo

Es la tesis expuesta por Kautski que negaba la concepción leninista acerca del imperialismo como etapa última del capitalismo.

Esta teoría reformista ha sido reiterada recientemente por el demagogo italiano Antonio Negri para tratar de fundamentar en ella los conceptos de globalización o mundialización.

Ultramontano

Es el sector más reaccionario de la Iglesia católica cuya fidelidad al papado es fanática.

El nombre procede de Francia y se extendió considerablemente en el período inmediatamente anterior al Concilio Vaticano I, donde se aprobó el dogma de la infalibilidad del Papa de Roma.

Uniato

Es una confesión religiosa greco-ortodoxa de rito oriental, vinculada al catolicismo en 1596 y mayoritaria en Ucrania.

A los uniatos también se les conoce como coptos y se extienden entre los rutenos, rumanos, armenios y búlgaros. Tras la Revolución de Octubre fueron el sostén del nacionalismo más reaccionario en Ucrania, llegando a colaborar con el III Reich durante la Segunda Guerra Mundial, tras la cual sus obispos fueron condenados a trabajos forzados en la URSS y obligados a incorporarse a la Iglesia ortodoxa.

Tras ser recibido en el Vaticano por el Papa, en 1989 Gorbachov autorizó el rito uniato en la URSS, uniéndose su iglesia de nuevo con la católica.

Unix

Es la marca registrada de un sistema operativo capaz de desempeñar varias funciones simultáneamente por varios usuarios.

El sistema operativo fue desarrollado en 1969 en los laboratorios Bell de la multinacional AT&T, que posteriormente vendió la patente, que fue cambiando de propietario. Inicialmente se escribió en lenguaje ensamblador porque en aquella época los sistemas operativos dependían de la arquitectura de cada ordenador. Había muy pocos y debían ser amortizados con un uso intensivo de los mismos por parte de varias personas trabajando sobre ellos simultáneamente.

En 1972 se reelaboró en lenguaje de programación C para que pudiera ser utilizado en otros ordenadores, por lo que se tornó portátil y a partir de entonces pudo ser modificado y desarrollado por programadores que trabajaban sobre plataformas diferentes. Tres años después incorporó las tuberías (pipes) al sistema operativo, que a partir de entonces adquirió un carácter modular respecto a la base del código.

Inicialmente AT&T concedió licencias sobre Unix a empresas, universidades e instituciones públicas de Estados Unidos. La Universidad de Berkeley, en California, obtuvo una de ellas, que en 1975 desarrolló su propio sistema operativo, una variante de Unix conocida como Bsd (Berkeley Software Distribution).

En la actualidad los sistemas operativos más conocidos que se derivan de Unix son los que utilizan el núcleo Linux, un derivado de Minix.

Uranismo

Es la práctica homosexual masculina.

El término homosexual no fue acuñado hasta 1869 por el médico húngaro Karl Benkert. Hasta ese momento la homosexualidad masculina, al margen de las voces vulgares, se llamaba pederastia en alusión a las prácticas sexuales griegas con adolescentes, que tembién tenían entonces un sentido educativo. Fue Karl Heinrich Ulrichs (1825-1895) quien acuñó la nueva expresión para aludir a un supuesto tercer sexo, a un alma femenina dentro de un cuerpo de hombre. Además creó otras expresiones para otras prácticas sexuales como la homosexualidad femenina, la bisexualidad o la transexualidad.

Estos términos hacen referencia a El Banquete de Platón. Aunque habitualmente se conoce la expresión amor platónico como el amor supuestamente puro, sin pretensiones sexuales, en realidad Platón contrapone dos tipos de amor, simbolizados por una Afrodita, bien sea hija de una mujer (Dione) o hija de un hombre (Urano). El primero es un amor vulgar, que carece de reglas y al que también se llama Pandemo porque se dirige hacia el cuerpo y no hacia el alma, sea el de las mujeres como el de los jóvenes. El otro, por el contrario, el amor uránico, es un amor celestial y no procede más que del sexo masculino y es el de los jóvenes, en donde supuestamente prevalece el interés por la amistad y por la educación.

Ustacha

Fue una organización nazi y católica dirigida por Ante Pavelic que gobernó Croacia gracias a la invasión alemana de los Balcanes durante la II Guerra Mundial.

Tras la guerra los ustachis fueron declarados criminales de guerra ya que en sus campos de concentración se cometieron masacres masivas aún peores que las practicadas por los nazis alemanes. Especialmente los francicanos, persiguieron a las religiones no católicas, saquearon sus bienes y obligaron mediante torturas a convertirse al catolicismo.

Para huir de la justicia, muchos de ellos se refugiaron luego en el Vaticano, formando parte de la red Odessa que ayudó a los criminales de guerra nazis a trasladarse a España y América Latina. Para financiar esa red, los nazis tuvieron que entregar al Vaticano el botín de sus años de saqueo por toda Europa, engrosando las arcas del Vaticano con dinero sucio. La red Odessa estuvo supervisada por la inteligencia británica y estadounidense, tejiéndose a partir de entonces estrechos lazos entre los católicos y los imperialistas anglosajones.

Esos vínculos estrechos entre los ustachis, el Vaticano y el imperialismo estadounidense subsistieron durante décadas y propiciaron en 1994 la guerra de los Balcanes y la partición de Yugoeslavia.

Usura

Es el interés que percibe el prestamista por la entrega temporal de una determinada cantidad de dinero a otra persona.

En varios textos el Antiguo Testamento prohibe la usura, por lo que todas las religiones monoteístas la han denostado, especialmente el judaísmo, el catolicismo y el islamismo. La teologia católica la castigaba muy severamente, por lo que en los países bajo su influencia, la palabra tiene aún un sentido peyorativo, como un interés excesivo. Las sanción por el delito de usura era la excomunión, no pudiendo ser los usureros enterrados en un campo santo y perdiendo la cantidad que habían prestado, además del pago de una multa igual a la mitad de sus bienes.

Aunque Lutero y Calvino también criticaron la usura, la reforma protestante rompió estas tendencia ancestral propia del feudalismo. A mediados del siglo XIX el capitalismo acabó con ellas. No obstante, en España, la ley contra la usura de 1908, aún vigente, declara nulo todo contrato de préstamo en que se estipule un interés desproporcionado con las circunstancias del caso.

Utilitarismo

Es la corriente ideológica que fundamenta sus concepciones políticas en el provecho de la burguesía como clase, considerada como prototipo de toda la sociedad.

En la antigüedad griega Protágoras ya identificó el bien con la utilidad, teoría que reapareció en la escuela cirenaica que es próxima al estoicismo, el eudemonismo y al hedonismo. En la época moderna, el utilitarismo aparece con el capitalismo por impulso por Jeremías Bentham (1748-1832) y John Stuart Mill (1806-1873), quienes revisaron las creencias, costumbres e instituciones existentes en su tiempo para acomodarlas a las necesidades de la burguesía.

Bentham definió la utilidad como aquello que produce bienestar, placer o felicidad para un sujeto abstracto que expresaba las aspiraciones de la burguesía, en contra de las concepciones religiosas que exaltan una vida terrenal de renuncia y resignación ante el dolor o el sufrimiento como prueba para alcanzar luego la felicidad en la vida de ultratumba. El utilitarismo contribuyó a exigir la felicidad en la tierra y no en el cielo. Además, Bentham criticó las teorías políticas ligadas al derecho natural, impulsando otras de tipo individualista burgués.

El utilitarismo influyó en el pragmatismo y en las teorías económicas vulgares de la utilidad marginal, fundadas en el valor de uso de la mercancías, que supone erróneamente la posibilidad de comparar y medir la utilidad de las mercancías.

Utopismo

Es una corriente ideológica que imagina una sociedad perfecta e inalcanzable.

La palabra utopía procede del griego y significa un lugar que no existe. Su origen está en 1516 en el Renacimiento y sus inspiradores fueron humanistas como el inglés Tomás Moro (con su obra Utopía), el italiano Campanella (autor de La ciudad del Sol) y otros como Bacon o Andreae. En la utopía renacentista el hombre tomó las riendas de su destino propinando un golpe a la religión: sustituía a dios por la razón y traía el paraíso del cielo hasta la tierra.

A comienzos del siglo XIX, con la expansión del capitalismo, adoptó la forma de socialismo utópico.

El utopismo es un ideal de armonía desligado de la realidad y, por tanto, imposible de conseguir. Nace del descontento social, del afán de acabar con un presente injusto y, por comparación con un modelo idílico, resalta las lacras sociales. La crítica de lo existente y la propuesta de otra realidad que debería sustituirlo, son positivas porque expresan la esperanza de un futuro mejor. Pero ese futuro tiene que estar conectado con el presente para encontrar las vías que conduzcan de un punto al otro, mientras que la utopía es siempre un salto sin puentes con la actualidad.

Además, la sociedad perfecta tampoco es deseable porque supondría un estancamiento. Lo perfecto no puede ser mejorado y, en consecuencia, tiene un carácter absoluto, estático y dogmático. En la sociedad perfecta los utopistas sustituyen la individualidad por la colectividad. Presentan el mundo idílico poblado por hombres pasivos y uniformes, sin conflictos y sin problemas.

La utopía es una variedad del idealismo relacionada con el mundo de los deseos y los sueños. Como modelo imposible, ha pasado de la política al arte, refugiádose actualmente en la ficción (literatura, cine) con una vinculacion muy estrecha con las nuevas tecnologías. No obstante, con la entrada del capitalismo en su etapa decadente e imperialista, la utopía se ha vuelto distopía, adquiriendo un significado negativo: describe los horrores del futuro porque de ese modo el presente deja de parecer tan malo. Así el utopismo ha dado un giro de 180 grados para expresar la ausencia de perspectivas de futuro de un capitalismo agonizante. Entre los utopistas actuales el futuro ha pasado a ser imperfecto; lo realmente perfecto es el presente.

Utraquismo

Es la corriente más moderada del husismo que regresó a la obediencia al papado cuando el Concilio de Basilea de 1433 admitió el uso del pan y el vino en la comunión y aceptó la confiscación de los bienes de la Iglesia, lo que fue aprovechado por la nobleza y la burguesía checas para enriquecerse.

Con el nombre de calicistas, una parte de los utraquistas se incorporaron a la iglesia protestante.

A | B | C | Ch | D | E | F | G | H | I | J | K | L | M | N | O | P | Q | R | S | T | U | V | W | X | Y | Z

Vademécum | Vagabundo | Valor | Valor de uso | Vasallaje | Venalidad | Verdad | Vernalización | Veto | Violencia | Virus | Visado | Vitalismo | Vocero | Volteriano | Voluntarismo |

Vademécum

Es un manual que resume las nociones más importantes de una ciencia.

Su uso más conocido es en las composiciones e indicaciones de los medicamentos.

Vagabundo

Es todo aquel integrante del lumpenproletariado desplazado del sistema productivo, sin residencia fija y que subsiste de la mendicidad.

Los vagabundos aparecieron en los orígenes del capitalismo, al disolverse los gremios feudales y expulsar a los campesinos de sus tierras. El objetivo era crear una mano de obra disponible para el trabajo en las fábricas y desplazarla a las ciudades.

Valor

Es una categoría económica inherente a toda producción mercantil que expresa el trabajo social de los productores materializado en las mercancías.

Las mercancías poseen, por una parte, valor de uso creado por el trabajo concreto, y por otra parte, valor. Si hacemos abstracción de las propiedades concretas de las mercancías como valores de uso, resulta que todas ellas son simples condensaciones de trabajo humano en general, de trabajo abstracto, es decir, de gasto de energías cerebrales, nerviosas y musculares. El trabajo abstracto es el que forma el valor de las mercancías. Por medio de las mercancías, el valor expresa las relaciones de producción entre los hombres.

La magnitud del valor de una mercancía cambia en proporción directa a la cantidad de trabajo socialmente necesario y en proporción inversa a la productividad del trabajo. En la economía mercantil rige la ley del valor.

El valor tiene distintos componentes en función del modo de producción dominante; cada uno de ellos desempeña una función propia en la economía y en las relaciones sociales de los hombres. Así, bajo el capitalismo, el valor de la mercancía se descompone en las tres partes siguientes: capital constante, capital variable y plusvalía, en las cuales se refleja el carácter de las relaciones capitalistas de producción, relaciones en que el capital explota al trabajo.

El valor de las mercancías se expresa de formas diversas según las diferentes etapas del proceso histórico de desarrollo de la producción mercantil. Son las siguientes: la simple o fortuita, la total o desarrollada, la general y la forma dinero del valor. La forma simple o fortuita del valor es, histórica y lógicamente, la primera forma en que se expresa el valor de una mercancía y corresponde a la etapa inicial del desarrollo de la producción mercantil. Puede expresarse mediante la ecuación: x mercancía A = y mercancía B. Esta forma es simple porque el valor de una mercancía se expresa en otra mercancía exclusivamente. Es fortuita porque la mercancía que expresa el valor se determina casualmente, dado el poco desarrollo de la producción mercantil. En la forma simple del valor están presentes dos mercancías: una (la mercancía A), cuyo valor se expresa, y otra (la mercancía B), que sirve para expresar el valor. La primera mercancía se encuentra en la forma relativa del valor; la segunda, en la forma equivalente. Tres peculiaridades caracterizan la forma equivalente del valor: 1) el valor de uso se convierte, en este caso, en expresión de su contrario: el valor; 2) el trabajo concreto invertido en la producción del valor de uso de una mercancía -del equivalente- aparece como expresión del trabajo abstracto invertido en la producción de otra mercancía (la mercancía A); 3) el trabajo del productor privado que crea la mercancía-equivalente (la mercancía B) aparece en calidad de trabajo social.

La forma total o desarrollada del valor va sustituyendo a la forma simple a medida que se desarrolla el intercambio mercantil y éste adquiere un carácter más o menos regular. Con la forma total del valor, la misma mercancía empieza a expresar su valor en muchas mercancías y no en una sola: x mercancía A = y mercancía B, z mercancía C o v mercancía D. En la forma total del valor resulta aun más palmaria la base única del mundo de las mercancías: el trabajo invertido en la producción de las mercancías.

La forma general del valor es resultado del ulterior desarrollo de la producción mercantil, desarrollo que conduce a la separación de una mercancía por la que se cambian, con mayor frecuencia, todas las demás. Con la forma general del valor, todas las mercancías empiezan a expresar su valor en una mercancía determinada: s mercancía E = x mercancía A, y mercancía B, z mercancía C o v mercancía D. En este caso, una mercancía (la mercancía E) expresa el valor de todas las demás y constituye el equivalente general. De este modo, todas las mercancías reciben una forma única de expresión del valor. El equivalente general aparece como materialización directa del trabajo social. Cualquier mercancía puede desempeñar la función de equivalente general, e históricamente la han desempeñado diferentes mercancías (sobre todo, el ganado), si bien poco a poco tal función se ha ido fijando en una sola mercancía, que se ha convertido en dinero. En sustitución de la forma general del valor aparece la forma dinero del valor. El dinero, equivalente general, es una mercancía especial a cuyo valor de uso se ha adherido sólidamente la forma equivalencial del valor.

Valor de uso

Es la utilidad o capacidad que posee una cosa para satisfacer una necesidad, cualquiera que sea, del hombre y de la sociedad.

El valor de uso está condicionado por las propiedades físicas, químicas y otras cualidades naturales de la cosa, y también por las que ésta haya adquirido a consecuencia de la actividad humana dirigida a un fin.

El valor de uso lo crea el trabajo concreto. Son valores de uso tanto los productos del trabajo como muchas otras cosas dadas por la naturaleza (aire, agua, frutos silvestres, etc.). A medida que la ciencia y la técnica progresan, el hombre descubre en el mundo que le rodea nuevas propiedades de las cosas y las pone a su servicio, con lo que aumenta la diversidad de los valores de uso. Algunas cosas satisfacen directamente las necesidades personales del hombre, sirven de objetos de consumo personal (alimentos, vestido, etc.); otras sirven como medios para producir bienes materiales, es decir, son medios de producción (máquinas, materias primas, combustibles, etc.).

El valor de uso es una propiedad inherente a toda cosa útil, independientemente de la forma social de producción. Toda la multiplicidad de valores de uso, decía Marx, constituyen el contenido material de la riqueza, cualquiera sea su forma social. Ahora bien, el papel del valor de uso cambia cuando cambia el modo de producción. Así, en las condiciones de la producción mercantil, el valor de uso constituye uno de los dos factores de la mercancía y actúa como portador del valor de cambio, tras el cual se oculta el valor. El estudio del valor de uso como tal, es decir, de las propiedades naturales de las cosas, corresponde a las ciencias aplicadas, mientras que la economía política estudia el valor de uso como portador del valor. La particularidad del valor de uso de una mercancía estriba en que tal valor ha de poseer la propiedad de satisfacer necesidades del que compra la mercancía dada es decir, ha de actuar como valor social de uso. En el régimen de producción capitalista, el valor de uso interesa al capitalista únicamente en cuanto portador del valor y de la plusvalía, pues e1 fin inmediato de dicho tipo de producción no consiste en satisfacer las necesidades de la sociedad, sino en extraer ganancias.

Vasallaje

Es la relación de dependencia o servidumbre de una persona respecto de un señor feudal.

Venalidad

Es el soborno, cohecho o corrupción de un funcionario público.

Verdad

Es el reflejo de la realidad en el intelecto cuya certeza aparece confirmada por la práctica.

La verdad pertenece al pensamiento y no a las cosas mismas ni a los recursos de su expresión por medio del lenguaje.

La verdad es objetiva, no depende de la voluntad ni de los deseos de nadie sino que se determina por el contenido del objeto reflejado. La filosofía burguesa contemporánea se manifiesta contra el carácter objetivo de la verdad, cosa que lleva a subjetivizar el saber científico y, con ello, a quebrantar y desacreditar la ciencia. La teoría idealista de la verdad, según la cual ésta es construida por el hombre o resultado de un acuerdo entre ellos, es anticientífica y reaccionaria, pues permite estimar como verdades toda clase de supersticiones, creencias religiosas, etc., en cuanto son compartidas por una mayoría de individuos.

Aunque la ciencia no pueda resolver todos los interrogantes que los hombres se plantean, no existe nada incognoscible que pueda escapar a la indagación en el ulterior avance de las ciencias. La práctica demuestra cotidianamente que el agnosticismo no tiene ningún fundamento.

Las representaciones humanas que expresan la verdad objetiva no pueden expresarla de una vez, por entero, incondicional y absolutamente. Lo ya conocido siempre puede ser cambiado, puntualizado o rechazado en el curso del ulterior progreso de las ciencias. El conocimiento es un un elenco de saberes que evoluciona y se desarrolla. No existe ningún conocimiento irrefutable; todo saber es aproximado. El progreso del conocimiento se expresa mediante la unidad dialéctica entre la verdad absoluta y la relativa. Las teorías metafísicas y dogmáticas exponen la verdad absoluta como un supuesto conocimiento completo, exhaustivo de la realidad que no puede ser impugnado en lo futuro. Pero esa verdad absoluta, como la verdad eterna, no existe. En cada estadio de desarrollo, nuestros conocimientos se hallan condicionados por el nivel a que han llegado la ciencia, la técnica y la producción. A medida que van ampliándose los conocimientos y la práctica, las ideas del hombre se hacen más profundas y exactas, se perfeccionan. Por tanto, en el proceso del conocimiento el hombre sólo logra verdades relativas en el sentido de que no proporcionan un conocimiento completo, exhaustivo, sobre la esfera de objetos estudiada y contienen elementos que, con el progreso del conocimiento humano, se modifican, se precisan, se profundizan y sustituyen por otros.

De la misma forma que el dogmatismo sólo tienen en cuenta la verdad absoluta, el relativismo sólo tiene en cuenta la verdad relativa. Pero la verdad relativa contiene una partícula de la verdad absoluta. Cada verdad relativa significa un paso adelante en la comprensión de la verdad absoluta. A medida que la ciencia avanza, vamos descubriendo cada vez con mayor profundidad y plenitud las propiedades de los objetos y las relaciones entre los mismos, nos vamos acercando al conocimiento de la verdad absoluta, lo cual se confirma a través del éxito en la aplicación de la teoría en la práctica (en la técnica, en la tecnología de la producción, etc.). Por otra parte, las teorías elaboradas anteriormente se van precisando sin cesar, se desarrollan; unas hipótesis son desechadas; otras son confirmadas y se convierten en verdades demostradas; unos conceptos son eliminados de la ciencia y otros se precisan, se generalizan, etc.

Leibniz diferenció entre la verdad lógica y verdad factica, entre las verdades necesarias o de razón y las verdades contingentes o verdades de hecho. La veracidad de las primeras se desprende de las leyes de la lógica; la de las segundas, se deriva de la correspondencia con la situación real de las cosas. Considerando las leyes de la lógica como absolutas, Leibniz entendía que las verdades de razón son verdaderas en todos los mundos posibles (es decir, en todos aquellos en que no se contradice a la lógica), mientras que las verdades de hecho son verdaderas sólo en alguno de los mundos posibles (incluido el que nos circunda). Una diferenciación análoga establecieron Hume y Kant (sintético y analítico). La lógica contemporánea conserva esta diferenciación, privándola de su sentido absoluto. Así, en el sistema de la lógica semántica de Carnap-Kemeny, se consideran lógicamente verdaderas los enunciados que son verdaderos en todas las interpretaciones admisibles (interpretación y modelo) del lenguaje formalizado de que se trate, y se consideran verdaderas de hecho las enunciaciones que lo son en cierta interpretación delimitada, más no en todas las interpretaciones admisibles.

En los lenguajes formalizados el concepto aristotélico de verdad forma parte de la semántica lógica. Las tentativas de definir el concepto de proposición verdadera en el lenguaje coloquial conducen de manera inevitable a antinomias semánticas como la del mentiroso. La primera definición rigurosa y no contradictoria del concepto de proposición verdadera, la obtuvo Tarski en 1931 para el lenguaje del cálculo de clases con ayuda del concepto de cumplimentabilidad en un metalenguaje especialmente estructurado, en la siguiente forma: la proposición X es verdadera si y sólo si es cumplida por todos los objetos para el lenguaje del cálculo de clases (por las clases) y es falsa si no existen objetos que la cumplan. Tarski mostró que la definición formalmente exacta del concepto de verdad de una proposición de cierto lenguaje L, sólo puede darse en cierto metalenguaje ML, con la particularidad de que es necesario que ML sea lógicamente más rico que L, a saber: que contenga el lenguaje L en calidad de parte suya y, además, que en ML haya expresiones de tipos lógicos más elevados que en el lenguaje L. Ahora bien, esta condición deja de cumplirse a todas luces si en calidad de L aparece el lenguaje natural sin limitaciones de ninguna clase. Estas investigaciones determinaron que no coinciden las proposiciones de las clases verdaderas y las demostrables del lenguaje del cálculo de clases (y de otros lenguajes lógicamente más ricos): si bien cada proposición demostrable es verdadera, no toda proposición verdadera es demostrable. La existencia de proposiciones verdaderas no demostrables del lenguaje formalizado constituye una prueba de que éste es incompleto y no es contradictorio.

Vernalización

Es una técnica desarrollada en la URSS para dirigir el crecimiento vegetativo de las plantas cultivables mediante el tratamiento de las semillas con frío.

Veto

Es la competencia que tiene un organismo social de impedir la aprobación y la eficacia de las resoluciones tomadas por otro.

En los orígenes de la revolución burguesa, como consecuencia de la separación de poderes, en algunas constituciones monárquicas el rey disponía del derecho de veto sobre las leyes aprobadas por el parlamento de manera que potestad legislativa recaía en ambos órganos: la competencia del parlamento era positiva, para redactar las leyes, mientras que la del rey era negativa, para impedir su promulgación.

Esa misma técnica jurídica burguesa está presente en la casación, donde el tribunal supremo no puede decidir sobre un litigio sino que se limita a rechazar la interpretación de la ley ley realizada por un tribunal inferior en un litigio, exigiendo una nueva decisión conforme a la interpretación correcta que es la que le corresponde establecer.

Violencia

Es el empleo deliberado de la fuerza para revolver un conflicto de intereses contrapuestos.

Virus

Es una entidad cuyo estatuto científico en la biología actual es contradictorio.

Como parte integrante de los estudios de biología y microbiología, por un lado los virus se consideran como si fueran seres vivos, capaces de tener mutaciones, es decir, de cambiar, así como de reproducirse. Se estudian junto a las bacterias, que son seres vivos unicelulares, y taxonomía también tiene un aspecto biológico aparente.

No obstante, a otros efectos los virus no se consideran seres vivos ya que no realizan las funciones propias de ellos, como el metabolismo, y no se clasifican como tales ya que no son células, que es la unidad característica de los seres vivos. No son seres que se reproducen a sí mismos sino que son reproducidos por las células.

Los virus no fueron identificados a finales del siglo XIX sino que entonces se cambió su estatuvo científico, lo que ha producido las paradojas de la microbiología subsiguiente. Hasta entonces los virus eran considerados como venenos, es decir, como sustancias tóxicas o compuestos químicos cuya ingesta causaba determinadas patologías. Esta concepción fue el origen de la teoría miasmática de la propagación de las enfermedades.

A partir de entonces, como consecuencia de las teorías de Koch y Pasteur sobre las infecciones, los virus se consideraron seres vivos que infectaban o se propagaban a otros, causando enfermedades. Pero no son los virus los que se introducen en los seres vivos sino estos los que interactúan con ellos, o incluso los que los producen, normalmente sin efectos patológicos.

De las confusas doctrinas dominantes acerca de la propagación de las infecciones, la expresión ha pasado a la terminología informática, como un programa ejecutable que se traslada de un ordenador a otros, donde se introduce subrepticiamente para alterarlo, destruirlo o mostrar el contenido de su memoria.

Visado

Es la autorización consular de entrada en un país extendida sobre el pasaporte.

Vitalismo

Es la teoría idealista que explica todos los procesos de la actividad biológica por fuerzas especiales inmateriales, propias de los organismos vivos.

Las raíces del vitalismo nacen de la doctrina platónica del alma que, según Platón, mueve al mundo animal y vegetal, así como de la teoría aristotélica de la entelequia. Como concepción, el vitalismo se estructuró en los siglos XVII-XVIII bajo la influencia del pietismo alemán. Algunos de sus representantes son Georg Stahl, Jakob Uexküll, Hans Driesch y, en la actualidad, Ludwig von Bertalanffy, Aloys Wenzl y otros.

El vitalismo aparece como consecuencia de las tesis mecanicistas que consideran la vida sólo como un sistema complejo de procesos físico-químicos y niegan su especificidad. Pero trata de explicar las particularidades específicas de la vida (organización, adecuación a fines, regulación, etc.) por la acción de una fuerza inmaterial concebida como rectora de la materia inerte. Remitiéndose a la peculiaridad cualitativa de la naturaleza viva, el vitalismo desvincula de las leyes materiales físicas, químicas y bioquímicas los procesas de la actividad vital. La contraposición absoluta de la naturaleza viva a la inerte lleva a esta corriente a negar la abiogénesis, es decir, posibilidad de que lo vivo surja de lo inerte. Finalmente, el vitalismo conduce a tener que admitir o bien el origen divino de la vida, o bien su existencia eterna.

El vitalismo parasita en los problemas de biología. Los objetos principales de las tergiversaciones vitalistas son el problema de la esencia de la vida, el de la integridad, el de la adecuación a fines de la estructura y las funciones, el de la embriogenia, el de la regeneración, el de la inflamación del organismo, etc. Así, por ejemplo, el proceso del desarrollo embrional, desde el punto de vista vitalista es una tendencia del germen a alcanzar un fin preestablecido.

Desde el punto de vista del materialismo dialéctico, la vida es una forma de movimiento de la materia; es superior a las formas física y química y posee peculiaridades específicas. Además de las leyes físicas y químicas, que desempeñan en ella un papel subordinado, la vida posee sus propias leyes específicas. Los rasgos fundamentales de la vida se hallan señalados en la definición de Engels: La vida es la modalidad de existencia de los cuerpos albuminoideos, y esta modalidad de existencia consiste, sustancialmente, en el intercambio constante de sustancias con la naturaleza externa que los rodea. En la actualidad, por cuerpo albuminoideo o protoplasma se entiende el sistema formado por una serie de sustancias específicas de la vida: albúminas, ácidos nucleicos, combinaciones fosfóricas, etc. La vida existe en forma de organismos vivos singulares; cada uno de ellos surge de otro semejante a él mismo, recorre un ciclo de desarrollo individual, produce otros seres que le son semejantes y muere. Al entrar en conexión con el medio inanimado y entre sí, los organismos constituyen sistemas de órdenes más complejos, en última instancia, un sistema único de vida en la Tierra, sistema que ha recorrido un camino de desarrollo que va de las formas más simples hasta el hombre.

Una de las particularidades esenciales de los cuerpos vivos es el metabolismo, la destrucción y la nueva formación de las estructuras orgánicas, la desasimilación y la asimilación. La investigación de la vida incluye también una serie de problemas filosóficos de carácter teórico general: acerca de la relación entre la parte y el todo, la forma y el contenido, sobre la correlación entre lo preformado y la complejidad dirigida, acerca del carácter específico de la determinación biológica, sobre los principios de los sistemas que se autoestructuran; incluye los problemas de la evolución y otros.

Vocero

Es el defensor, abogado o portavoz de una organización, una causa o una persona.

Volteriano

Es aquel que, de manera sarcástica, como el filósofo francés Voltaire (1894-1773), rechaza el dogmatismo, el fanatismo y el oscurantismo religiosos en beneficio de la libertad de pensamiento.

Voltaire criticó las religiones y en especial a la Iglesia católica de una manera especial, burlándose de sus supersticiones, de una forma cínica. En los paises de feroz dominación católica, como España, antiguamente era el peor insulto que se podía dirigir contra alguien, sinónimo de irreverente e impío. Voltaire luchó toda su vida contra el clericalismo, el cristianismo y la Iglesia Católica, a la que consideraba el enemigo fundamental del progreso. Aunque se educó en un colegio de jesuitas, fue uno de los impulsores de la Ilustración y fue detenido dos veces por sus sátiras antifeudales. En contraposición a la metafísica teológica del siglo XVII, abogó por la investigación científica de la naturaleza, se declaró partidario de la mecánica de Newton y colaboró en la Enciclopedia de Diderot. Según él, el objetivo de la ciencia consistía en el estudio de la causalidad objetiva y consideraba que la fuente de los conocimientos, era la observación y la experiencia, propagando el materialismo de Locke.

No obstante, la concepción del mundo de Voltaire era contradictoria y en ello se reflejaban sus limitaciones de clase como exponente del momento revolucionario de la burguesía. Voltaire no aceptaba el ateísmo sino que lo consideraba como una forma (más estúpida si cabe) de fanatismo. A la vez que negaba a dios encarnado en una imagen concreta (Cristo, Mahoma, Buda), suponía que entre el pueblo debía mantenerse viva la idea de un dios que castiga. Las masas debían conservar la fe religiosa (aunque desprovista de las viejas supersticiones). Si Dios no existiese, habría que inventarlo para mantener el orden social, escribió. Voltaire admitía la existencia de una razón suprema, un arquitecto del universo, el gran geómetra y primer motor del universo. Era deísta e identificaba a dios con la naturaleza. El movimiento de la naturaleza se produce según leyes eternas, pero dios es inseparable de la naturaleza, no forma una substancia especial, sino más bien un principio de acción propio de la naturaleza misma.

Rechazó la doctrina cartesiana acerca de las ideas innatas y criticó el dualismo de cuerpo y alma. No consideraba el alma como una substancia especial sino una propiedad material inherente sólo a los cuerpos vivos. Sin embargo, para demostrar esta tesis acertada aduce un argumento teológico: la capacidad de pensar ha sido conferida a la materia por dios.

Sus concepciones políticas poseían un claro sentido antifeudal. Luchó contra la servidumbre, se declaró partidario de la igualdad de los ciudadanos ante la ley, de que los impuestos fueran proporcionales a los bienes de fortuna y de la libertad de expresión. Pero rechazaba la crítica de la propiedad privada y suponía inevitable la división de la sociedad en ricos y pobres. Según él, la organizecion razonable del Estado era la monarquía constitucional con un monarca ilustrado al frente. Pero al final de su vida, tuvo que admitir que el mejor tipo de Estado era la república. En sus obras históricas esbozó un cuadro de la historia de la humanidad. En la base de la filosofía de la historia (término introducido por él) se encuentra la idea del desarrollo progresivo de la sociedad con independencia de la voluntad divina. Pero explicaba el curso de la historia por el cambio de las ideas, es decir, desde una perspectiva idealista.

Voluntarismo

Es la concepción idealista que considera la conducta humana como manifestación de un deseo interno, individual y no condicionado por factores exteriores.

Algunas corrientes idealistas suponen que la voluntad constituye el fundamento primario del mundo, la contraponen a las leyes objetivas de la naturaleza y de la sociedad y niegan que la voluntad humana esté condicionada por el medio circundante. El voluntarismo es característico de quienes destacan el papel de los héroes individuales sin contar con las masas ni con las leyes objetivas de la historia.

Las corrientes voluntaristas se estructuraron en el siglo XIX en la filosofía de Schopenhauer, si bien existían ya elementos suyos en la obra de Kant y de Fichte. El voluntarismo desempeñó un importante papel en la filosofía de Eduard von Hartmann y, sobre todo, de Nietzsche. Constituye una de las fuentes ideológicas y un rasgo típico del fascismo y de la ideologías irracionalistas. A fines del siglo XIX y principios del XX, Wundt introdujo el voluntarismo en la sicología.

El idealismo considera la voluntad cumo una propiedad independiente de influjos y circunstancias exteriores, desligada de toda necesidad objetiva. Desde ese punto de vista, las acciones y la conducta del hombre serían una manifestación de una voluntad supuestamente libre de condicionamientos.

Al rechazar el voluntarismo, el materialismo histórico señala el carácter relativo del libre albedrío, examina la voluntad de las personas como derivada de las leyes objetivas del desarrollo de la naturaleza y de la sociedad. El motor de la actividad volitiva del hombre dirigida hacia un fin, radica en el mundo objetivo. Reflejado a través del prisma de las condiciones interiores del sujeto (necesidades, intereses, deseos, conocimientos, etc.), el mundo objetivo ofrece al hombre la posibilidad de plantearse fines diversos, de tomar decisiones y de actuar de tal o cual modo. No es libre la voluntad que elige partiendo sólo de los deseos del sujeto, como afiman los existencialistas, sino la que elige en consonancia con la necesidad objetiva.

El carácter volitivo de una acción aparece en los casos en que el hombre, para alcanzar un objetivo, ha de vencer obstáculos exteriores o interiores. El eslabón inicial del acto volitivo consiste en el establecimiento y en la comprensión del fin; luego, en tomar la decisión de actuar, en elegir los procedimientos más adecuados para dar cumplimiento a la acción. Lo decisivo para caracterizar como volitiva una acción dada es que la decisión tomada se haya cumplido. El hombre no posee por naturaleza la fuerza de voluntad. La destreza y la capacidad para elegir un objetivo, tomar resoluciones acertadas y cumplirlas, para llevar hasta el fin la empresa iniciada, son fruto del saber, de la experiencia, de la educación y de la autoformación.

A | B | C | Ch | D | E | F | G | H | I | J | K | L | M | N | O | P | Q | R | S | T | U | V | W | X | Y | Z

Wahabismo | Windows

wahabismo

Es la fusión que se produce en el siglo XVIII en la península Arábiga entre el salafismo y el poder autocrático de los jefes tribales saudíes más importantes.

Su fundador fue Muhammad Ibn Abdel Wahhab, un miembro de una tribu del este de la península Arábiga que aceptó el salafismo y fue condenado como hereje. Tuvo que huir a Nayd, donde en 1744 firmó el Pacto de Diriyah con el jefe tribal Ibn Saud.

En virtud del mismo, Ibn Saud debía difundir el salafismo mientras que los religiosos legitimaban la autocracia de la dinastía saudí, según una fatwa que determinaba que los musulmanes debían acatar su autoridad aunque fuese tiránica, si permitían la práctica del islam.

En 1818 los saudíes se levantaron contra el Imperio Otomano, pero fracasaron y se tuvieron que refugiar en Kuwait. A partir de entonces los británicos promovieron el wahabismo para desalojar al Imperio Otomano de la península Arábiga.

En 1979, tras la revolución iraní y la ocupación de Afganistán, el salafismo y el wahabismo volvieron a recibir un nuevo impulso de Estados Unidos y luego de Pakistán. Además, el gobierno de Arabía saudí puso ingentes cantidades de dinero para atraerse a las masas con ONG y organismos islámicos de solidaridad y contra la pobreza.

A partir de 1990 aspiró a convertirse en la potencia regional capaz de controlar a los pequeños Estados islámicos surgidos de la fragmentación de la URSS. Unos 100.000 salafistas procedentes de muy diferentes países islámicos se entrenaron en los campamentos ubicados en la frontera entre Afganistán y Paquistán, donde cometieron numerosos asesinatos masivos en las comunidades chiítas.

Al retronar a sus países de origen, crearon las redes que se conocieron como Al-Qaeda que, en algunas ocasiones, acabaron volviéndose en contra de los mismos imperialistas que las habían creado.

Windows

Es un sistema operativo desarrollado a partir de 1983 como una extensión gráfica de MS-Dos.

Inicialmente fue un fracaso comercial, hasta que en 1990 apareció el Windows 3.0, siendo el entorno gráfico la clave de su éxito, ya que permitió que numerosos usuarios accedieran al manejo de equipos informáticos. En 1995 fue sustituido por Windows 95.

A | B | C | Ch | D | E | F | G | H | I | J | K | L | M | N | O | P | Q | R | S | T | U | V | W | X | Y | Z

Yanacona | Yin | Yo | Yoga

Yanacona

—1. Es un grupo indígena que habitaba en el departamento del Cauca, en Colombia y, actualmente, en la zona del macizo, y cuyo idioma original era el quechua, aunque actualmente hablan castellano.

—2. Es una expresión derivada del idioma muchik que a través del quechua se transfiere al castellano para designar a la servidumbre feudal.

Por extensión, en el imperio Inca aludía a un pueblo indoamericano que firmaba un pacto de servidumbre al servicio de los conquistadores españoles, pueblo vencido y esclavizado al servicio de la nobleza incaica.

En Chile también se le da la connotación de traidor.

Yin

Es, junto con el yan, uno de los dos conceptos fundamentales de la antigua filosofía china que sirvieron en un principio, para expresar los principios luminoso y oscuro, duro y blando, masculino y femenino de la naturaleza.

A medida que la filosofía china se fue desarrollando, el yin y el yan pasaron a simbolizar, cada vez más, la interacción de contraposiciones extremas, las más tajantes: luz y tinieblas, día y noche, sol y luna, cielo y tierra, calor y frío, positivo y negativo, etc. El yin y el yan alcanzaron un significado extraordinariamente abstracto en los esquemas especulativos del neoconfucianismo, sobre todo en la doctrina del li o ley absoluta.

La concepción acerca de la interacción de las fuerzas polares yin y yan, vistas como las principales fuerzas cósmicas del movimiento, como causas iniciales de la constante variabilidad de la naturaleza, forma el contenido capital de la mayor parte de los esquemas dialécticos elaborados por los pensadores chinos. La doctrina sobre el dualismo de las fuerzas, yin y yan, constituye un elemento que no puede faltar en las construcciones dialécticas de la filosofía china. Las representaciones concernientes al yin y al yan encontraron asimismo diversas aplicaciones para formular las bases teóricas de la medicina, la música, la química, etc., chinas.

Yo

Es un concepto central de numerosos sistemas filosóficos idealistas que presentan al sujeto en calidad de factor primario, activo y ordenador.

En tales sistermas, el yo se entiende como portador, por completo independiente, de las particularidades anímicas. A partir de Descartes, el concepto de yo estuvo vinculado al problema del principio en la constitución de los sistemas filosóficos. Según Descartes, el principio intuitivo del pensamiento racional, el yo, pertenece a la substancia pensante. Hume, que rechazaba toda substancia, reducía el yo a un haz de percepciones. En Kant, el yo puro, contrapuesto a lo empírico individual, aparece como una unidad trascendental de la apercepción y como portador del imperativo categórico. Fichte cree que el yo es un principio absolutamente creador, el cual se presupone a sí mismo y presupone también todo lo existente como el no-yo. Hegel, como idealista objetivo, refutó esos intentos de partir del yo, pero lo interpretó como unidad pura de la autoconciencia objetiva.

Al yo se le asigna un carácter absoluto en las nuevas tendencias idealistas subjetivas (entre otras, el empiriocriticismo, el neopositivismo y el existencialismo). La forma extrema de la concepción idealista subjetiva del yo se da en el solipsismo.

Freud biologiza al hombre y lo desintegra en yo y superyo. A la interpretación irracionalista del yo, el marxismo contrapone la concepción materialista de hombre. Viendo la esencia del yo humano exclusivamente en las relaciones sociales, el marxismo demuestra que el hombre (la persona) corona, precisamente, el desarrollo de toda la naturaleza porque es el creador único de sus relaciones sociales, de toda la cultura material y espiritual.

Yoga

Es uno de los sistemas idealistas ortodoxos de la filosofía hindú según el cual el fin capital de todos los actos del hombre debe ser la liberación plena de la existencia material, de la muerte y de la reencarnación.

Las dos condiciones fundamentales de esta liberación consisten en el voiraguia (impasibilidad, desinterés) y el yoga (contemplación). El primero presupone la convicción de que la vida en el mundo, llena de mal y dolor, es estéril. El segundo surge de la necesidad de llegar a conocer la verdad suprema, a dios. A diferencia de otros sistemas de la filosofía hindú, el yoga concede un extraordinaria importancia al perfeccionamiento del cuerpo y de los órganos de los sentidos. Los principios básicos del yoga se formularon en las yoga-sutras, creadas por Pantandzhali cerca del siglo I a. n. e.

A | B | C | Ch | D | E | F | G | H | I | J | K | L | M | N | O | P | Q | R | S | T | U | V | W | X | Y | Z

Xenofobia

Xenofobia

Es una manifestación clasista de hostilidad y rechazo hacia los trabajadores inmigrantes.

Aunque en forma de rechazo al extrajero la xenofobia tiene un origen ancestral, aparece vinculada al fascismo, al racismo y al chovinismo, por lo que ganó auge con la entrada del capitalismo en su etapa imperialista. Por su naturaleza clasista, la xenofobia no considera inferior al extranjero sino que sólo se expresa ante el extranjero inferior, que es un obrero inmigrante. No existen manifestaciones xenóbofas frente a los ciudadanos de los países considerados como más desarrollados y, en general, frente a quienes ostentan un nivel de vida elevado.

La xenofobia no es una actitud espontánea sino estimulada por los sectores más reaccionarios de la burguesía, que lo necesitan para justificar su política imperialista. Aprovechando la ignorancia de aquello mismo que desprecia, así como en el miedo de quienes han vivido aislados, los fascistas incitan los más bajos instintos racistas y xenófobos con pintadas, pancartas, folletos, discursos y campañas, hasta agresiones individuales y colectivas, incendios provocados, linchamientos y matanzas.

El fascismo defiende la limpieza étnica, esto es, la segregación cultural y, a lo máximo, acepta a los extranjeros mediante su asimilación sociocultural, cuando dejan de ser lo que son.

A | B | C | Ch | D | E | F | G | H | I | J | K | L | M | N | O | P | Q | R | S | T | U | V | W | X | Y | Z

Zaidismo | Zarismo | Zoroastrismo | Zulo

Zaidismo

Es una corriente del chiísmo cuyos fieles viven en el norte de Yemen, donde son dominantes y se denominan huthis y en Arabia saudí.

Es la rama más próxima al sunismo. No consideran que el imán esté guiado por dios y, por lo tanto, que sea infalible. Reconoce a los mismos cuatro primeros imanes que el resto de los chiíes, pero no al quinto, Muhammad al-Baqir, poniendo como tal al imán Zayd ibn Alí, su hermano, que promovió una rebelión contra el poder omeya.

Zarismo

Fue el régimen despótico que imperó en Rusia desde el siglo XVI hasta la revolución de febrero de 1917.

La palabra zar procede del latín césar. El Estado zarista se crea en el siglo XVI tras derrotar a los tártaros o mongoles, transformándose en Imperio en 1721. Se trataba de un Estado tan vasto como obsoleto, la única monarquía absolutista que se mantuvo en Europa tras la caída del Antiguo Régimen en el siglo XVIII. La encabezaba la dinastía de los Romanov, apoyada en la nobleza, el clero, el ejército y la burocracia, arropados por una omnipresente policía política. El poder del zar se consideraba procedente de dios y era el máximo representante de la Iglesia ortodoxa. Aunque existía una Duma o Parlamento, el zar podía convocarlo o disolverlo.

En el siglo XIX el zarismo fue perdiendo terreno frente a las demás potencias europeas, lo que se puso de manifiesto en la guerra de Crimea de 1853, la guerra ruso-japonesa de 1905 y la Primera Guerra Mundial en 1914.

En el siglo XIX Rusia era conocida como la cárcel de los pueblos, el bastión de la reacción europea. La servidumbre no desapareció hasta 1861, lo que no contuvo la lucha por las libertades democráticas, a la que se fueron incorporando sectores populares cada vez más amplios. La miseria multiplicó las rebeliones campesinas, el terrorismo nihilista y las movilizaciones obreras que fueron duramente reprimidas. La primera fue la revolución de 1905, a la que sucedieron la de febrero de 1917 y la de octubre del mismo año, que conquistó el socialismo para los trabajadores y campesinos.

Zoroastrismo

Es una religión dualista de la antigua Persia que partiendo del mazdeísmo fue reformada por el mítico profeta Zaratustra en el siglo VII a.n.e.

Zaratustra, conocido entre los griegos por el nombre Zoroastro, reelaboró la herencia religiosa iraní. Pero mientras el antiguo mazdeísmo era típicamente persa, aristocrático, Zoroastro creó una religión para los campesinos pobres y humildes, antiguos nómadas sedentarizados.

El zoroastrismo es la más antigua de todas las religiones cuyas creencias aseguran venir reveladas directamente de dios, y la primera de carácter monoteísta, aunque es más bien una forma de un henoteísmo, con un fuerte componente dualista. Su dogma habla de una lucha constante entre dos principios contrapuestos: el bien, encarnado en la luminosa divinidad de Ahura Mazda (Ormuz), y el mal, encarnado en la sombría divinidad de Angra-Mainiu (Ahrimán). Es característica del zoroastrismo la escatología sobre el fin del mundo, la recompensa en una vida de ultratumba, el juicio final y la resurrección de los muertos, acerca de una virgen que dará a luz al futuro salvador.

Ha tenido más influencia que cualquier otra religión. Un buen número de elementos de la escatología, angeología y demonología del judaísmo y el cristianismo (y a través de ellos, del islamismo), tiene su origen en el zoroastrismo. Otro ejemplo de esta huella es la personificación del mal como la serpiente o la oscuridad, y de dios como la luz.

Actualmente, el zoroastrismo subsiste, entre otras zonas, en la India en la pequeña comunidad parsí que, además de conservar las antiguas ideas dualistas, ha desarrollado la idea de un dios todopoderoso.

Zulo

Es un agujero practicado en el suelo para esconder objetos.

La palabra es de origen vasco y se difunde como consecuencia de las prácticas guerrilleras del movimiento de liberación nacional en contra del fascismo.

A | B | C | Ch | D | E | F | G | H | I | J | K | L | M | N | O | P | Q | R | S | T | U | V | W | X | Y | Z | Descargar