A | B | C | Ch | D | E | F | G | H | I | J | K | L | M | N | O | P | Q | R | S | T | U | V | W | X | Y | Z

Escolástica

Fue una corriente filosófica medieval que trató de conjugar el materialismo aristotélico con el cristianismo.

Hasta el siglo XIII el platonismo fue la corriente más influyente dentro de la escolástica, en la versión asimilada por Agustín de Hipona (354-430), que otorgaba más importancia a la voluntad que al entendimiento. Pero a partir de entonces, el máximo representante escolástico fue Tomás de Aquino (1225-1274) que constituye la doctrina filosófica más influyente en el seno de la Iglesia católica. Su pensamiento trata de conjugar la fe y la razón, a la que se denominó doble verdad, y se apoyaba en Aristóteles.

Una de las característica más notables de la escolástica es la importancia atribuida a la autoridad. Considera que la autoridad y la razón son dos métodos coordinados para llegar a la verdad, y lejos de afirmar que la autoridad era secundaria respecto de la razón, los escolásticos la sitúan incluso por encima de la razón.

Escolio

Es un comentario breve superpuesto a un texto o libro de otro autor.

Escrache

Es una forma de protesta política que consiste en concentrarse en el domicilio privado o en el centro de trabajo de aquel a quien se considera responsable público de una determinada medida.

La forma de lucha es característica de los países latinoamericanos. La palabra nació en 1995 en Argentina. En Chile esta lucha se llama funa y en Perú roche.

Escuela de Copenhague

Fue un grupo de físicos que, en los comienzos de la mecánica cuántica la interpretaron en un sentido idealista subjetivo e indeterminista.

Aparecida en 1927, la Escuela de Copenhague extrapoló el idealismo subjetivo a la mecánica cuántica y a la ciencia en general, tratando de refutar la objetividad del conocimiento, la preexistencia y la independencia de la materia respecto al intelecto. Entre sus promotores estaban Niels Bohr (1885-1962), Werner Heisenberg (1901-1976) y Max Born (1886-1970), influyendo poderosamente en el pensamiento burgués, que aprovechó las limitaciones temporales del conocimiento científico para volver al irracionalismo. Es característico de los físicos que se adentran en los terrenos de la filosofía y de los filósofos que se hacen lo propio en la física.

La mecánica cuántica es una rama de la física que, entre otros, describe la naturaleza aleatoria de los fenómenos subatómicos, la ecuación de incertidumbre de Heisenberg así como la influencia de los aparatos de observación sobre los fenómenos observados.

La Escuela de Copenhague introdujo el subjetivismo concibiendo los aparatos de observación y medida como una prolongación de nuestros órganos sensoriales y dándoles una influencia determinante sobre la realidad observada. Para ellos el conocimiento es inseparable de los medios a través de los cuales se obtiene. Entre lo objetivo y lo subjetivo no se puede trazar una delimitación porque no existe diferencia entre el objeto cognoscible y el sujeto cognoscente, entre el sistema observado y el aparato con el que lo observamos. A través de los aparatos de medida, nuestros sentidos, y por tanto nuestra subjetividad, se introduce en el mundo físico exterior, de manera que, según ellos, la ciencia debe incluir en la explicación de los fenómenos una referencia explícita a las condiciones experimentales.

Todas las ciencias modernas requieren de una determinada práctica experimental, auxiliada de artificios muy diversos, cuya influencia sobre las condiciones en las que se desenvuelven las partículas subatómicas es indiscutible. Sin embargo, no es cierto que el conocimiento dependa inexorablemente de los medios que hemos utilizado para obtenerlo. Es independiente y, por lo tanto, separable del instrumento. Cuando la observación influye en el proceso objetivo, por multitud de experimentaciones diversas podemos separar las condiciones artificiales de las leyes objetivas del proceso. En otros casos es posible detectar el mismo fenómeno sin necesidad de aparatos intermedios, de manera natural y espontánea, sin instrumentos artificiales. Así, las fisiones nucleares no sólo se producen en las bombas atómicas sino también en las estrellas. Esos fenómenos se verifican de manera idéntica, sin que sea necesario incorporar las condiciones experimentales a las leyes que describen el fenómeno objetivo. Las leyes de la mecánica cuántica permiten deducir regularidades que son extensibles a todos los fenómenos subatómicos en las condiciones experimentales que se quieran y, en consecuencia, extensibles también, y sobre todo, a los fenómenos atómicos en su medio natural, sin aparatos.

Del influjo del instrumento, Heisenberg y Bohr dedujeron la ecuación de incertidumbre, que establece la imposibilidad de determinar simultáneamente con exactitud la posición de una partícula y su impulso. Se expresa mediante relaciones cuantitativas entre las denominadas indeterminaciones de variables conjugadas: de la posición y del impulso, así como también del tiempo y de la energía. Cuanto menor es la indeterminación de la posición de la partícula, tanto mayor es la indeterminación de su impulso y viceversa. Una relación análoga existe entre las determinaciones del momento del tiempo y de la energía de una partícula.

De ahí Bohr introdujo la idea de irreversibilidad que, en realidad, era un vieja reliquia idealista expuesta por Hume. Para él, cada observación de un fenómeno individual es irrepetible. Cada nuevo experimento produce un resultado diferente del anterior porque la misma observación altera el movimiento de la partícula. El conocimiento es, pues, una mera experiencia subjetiva, y la experiencia de cada uno no tendría nada que ver con la de los demás; es más, mi anterior experiencia no serviría para nada ante cada nueva experiencia y la ciencia no tendría objeto.

Pero la idea de irreversibilidad contradice los fundamentos de la estadística sobre los que se apoya la mecánica cuántica. La repetición del experimento hace que los resultados obtenidos sean reversibles ya que las distribuciones estadísticas son siempre las mismas para idéntico fenómeno. Considerado aisladamente, cada fenómeno es distinto del anterior pero su repetición pone de manifiesto una regularidad que se expresa en su frecuencia estadística, de manera que su aparición accidental delata la existencia de leyes.

La incertidumbre expresa la incapacidad de la mecánica cuántica para explicar determinados fenómenos objetivos. No todo está perfectamente explicado en ninguna ciencia. Actualmente no conocemos en su totalidad determinados fenómenos subatómicos. Pero, ante eso, no podemos renegar de ellos. Es tarea de la ciencia ayudar a superar los conocimientos defectuosos y aprender a calcular con magnitudes conocidas de manera incompleta. En ciertos aspectos la mecánica cuántica avanza en este terrreno, pero en ningún caso es tarea suya ignorarlos o suplirlos con teorías fantasmagóricas.

Además, de la ecuación de indeterminación de Heisenberg, la Escuela de Copenhague dedujo la existencia de límites infranqueables al conocimiento humano, lo que supone un regreso a la cosa en sí de Kant. No es que no conozcamos algunas propiedades de las partículas subatómicas, sino que nunca podremos llegar a conocerlas. Según Heisenberg la indeterminación no es una limitación propia de la mecánica cuántica sino de cualquier teoría física porque es una cualidad propia de las partículas, cuyo movimiento es indescriptibe y, en consecuencia, incomprensible.

La ecuación de indeterminación, que por cierto está determinada de forma muy precisa, expresa de manera negativa, y por tanto insuficiente, las características del movimiento de cada partícula. Nos dice que la hipótesis corpuscular de la partícula, combinada con la discontinuidad de la acción (cuantos de Plank) no basta para conocer la naturaleza contradictoria de su movimiento. Estamos, pues, ante una frontera del conocimiento delimitada por los postulados de partida de la mecánica cuántica, pero no por la materialidad de los microobjetos, porque éstos no imponen ningún límite al conocimiento humano, ya que el único límite que éste tiene es el del carácter histórico de su desarrollo. Hoy es imposible describir cabalmente la cinemática de la partícula porque no se ha desvelado aún la naturaleza de los procesos internos inherentes a ella. La indeterminación es, pues, una aproximación burda y muy interesada a la realidad objetiva, ya que no sólo ignora hechos fundamentales sino que, en cuanto se le presenta como una panacea universal, los esconde.

La teoría cuántica no puede precisar más, no porque la naturaleza se lo impida sino porque hasta ahora pasan desapercibidos, se ignoran o desconsideran determinados rasgos peculiares de las micropartículas. No se conocen en profundidad los procesos subatómicos, con todas sus implicaciones múltiples y colaterales, sino únicamente los momentos de partida y llegada, permaneciendo todos los intermedios ignorados. Presumiblemente este conocimiento se hará transparente cuando se rompa con la hipótesis del carácter puntual de la partícula. Para ello es necesario considerar a la partícula, bien dentro de la teoría cuántica o bien dentro de una teoría más amplia, en su totalidad contradictoria interna, y no sólo en su discontinuidad y en su conexión con los demás fenómenos y partículas.

En lo que al determinismo concierne, la Escuela de Copenhague no sólo lo niega sino que ha hecho del azar su bandera, resumiendo todas las posiciones indeterministas contemporáneas, pretendiendo otorgarles un aval científico del que carecen.

Muchos fenómenos subatómicos -no todos- tienen una naturaleza probabilística, lo cual se interpreta no como una forma de determinismo sino como una oposición al determinismo. Además, la probabilidad se interpreta también como un límite insuperable del conocimiento, como si no se pudiera llegar más allá. En tercer lugar, según la Escuela de Copenhague, la probabilidad no corresponde al fenómeno objetivo sino a nuestro conocimiento acerca de él. Es el conocimiento y no la realidad lo que es probable.

Esto Niels Bohr lo llamó principio de complementariedad. La Escuela de Copenhague admite la existencia del azar no como una cualidad objetiva inherente al mundo exterior, sino como obra del conocimiento instrumental de ese mundo, del aparato. La complementariedad de Bohr adquiere, además, connotaciones dualistas para relacionar conceptos que se excluyen recíprocamente, como coordenadas e impulsos, espacio-tiempo y causalidad, corpúsculo y onda, etc. Cada miembro de la pareja excluye al otro en la descripción pero, a la vez, se complementan.

Para justificar su dualismo aluden a la imposibilidad de medir todas las características objetivas de los microfenómenos. Lo que resulta un obstáculo para el pensamiento, y por lo mismo un reto del conocimiento, cual es el lograr una descripción más profunda del fenómeno estableciendo las relaciones contradictorias que mantienen los diferentes aspectos del mismo, lo vadean separando a priori lo que aun estando unido en la realidad resulta dificultoso obtenerlo simultáneamente en el aparato, por lo que optan por separarlo también en el objeto. Esta combinación mecánica y dual de cualidades contradictorias objetivamente existentes en las partículas no resuelve el problema de su conocimiento, sino que lo desvía de su solución correcta por el pensamiento. El rasgo más profundo de la relación corpuscular-ondulatoria no se encuentra en su separabilidad complementaria, sino en su unidad contradictoria. Estos dos contrarios polares presentes en cada partícula sólo existen en su unidad y luchan permanentemente entre sí, pero únicamente a través de los contrarios polares de las demás partículas. Sólo de esta manera se puede concebir su contradicción. La materia corpuscular como tal, en su individualidad organizada, jamás alcanzará la velocidad absoluta, mientras que esta última es la esencia del movimiento de la materia de interacción.

La concepción del azar de la Escuela de Copenhague es metafísica y excluye todo rastro de necesidad, como si ambas cosas se opusieran radicalmente. No existe la causalidad absoluta como tampoco el azar absoluto; ambos son siempre relativos.

Desde las posiciones de un materialismo no dialéctico, Einstein y otros defendían que la estadística cuántica era, como en la antigua teoría cinética de los gases, una propiedad del conjunto de partículas. La Escuela de Copenhague sostiene que la estadística describe las propiedades de las partículas individuales, mientras que, Einstein negaba la naturaleza objetiva del azar, atribuyendo su existencia a la insuficiencia de conocimientos porque se aferraba a la idea del determinismo mecanicista.

Escuela de Frankfurt

Es una corriente filosófica creada en 1923 por el imperialismo alemán y luego mantenida por el estadounidense para oponerse al marxismo y a la Unión Soviética.

Sus promotores más destacados fueron T.Adorno, M.Horkheimer, H.Marcuse, J.Habermas, entre otros. Bajo el nombre de teoría crítica, han volcado sus esfuerzos en el estudio de la epistemología, la metodología de las ciencias sociales y los fenómenos ideológicos de la sociedad contemporánea, utilizando para ello algunos conceptos tomados de Georg Lukacs, como el de reificación, y modificando otros de origen marxista, tales como conciencia, la ideología, alienación o fetichismo. Sobre ellos influyó el kantismo, el historicismo y otras corrientes burguesas como la sociología de Max Weber. Predomina una determinada noción idealista de racionalidad, de donde derivan una crítica subjetiva de lo que ambiguamente califican como sociedad industrial, dominada por la tecnología y la burocracia. Paralelamente, introdujeron la noción simétrica de irracionalidad, vía por la cual introdujeron las ideas sicoanalíticas de S.Freud.

Sus seguidores han llevado el punto de gravedad hacia categorías de la superestructura tales como la conciencia, la ideología, la alienación o el fetichismo. Otros de sus tópicos es el papel de los medios de comunicación y lo que califican como cultura de masas, asuntos todos ellos abordados desde un punto de vista idealista y subjetivo.

Esenios

Fue una secta judía aparecida en el siglo II a.n.e. que practicó el colectivismo.

Aunque no en la Biblia, aparecen mencionados en todas las crónicas históricas de la época y son un antecedente inmediato de los cristianos. El historiador romano Josefo dijo de ellos: Desprecian la riqueza y llevan una vida en común que impone admiración. No se halla entre ellos nadie que quiera elevarse por encima de los demás a causa de sus riquezas. Porque es una ley que quienes entren en esta secta deben entregar sus bienes a la colectividad. De ahí que no existan entre ellos la miseria, ni el lujo, ni la abundancia, precisamente por estar en común los bienes de todos y por pertenecerles todo en común, como a hermanos. Se eligen administradores de las riquezas comunes, y todos, sin excepción, se consagran al bien común.

Filón cuenta que en Palestina vivían 4.000 esenios a quienes considera virtuosos porque ignoraban la propiedad privada y no querían vivir en las ciudades ni practicar el comercio. Vivían de la agriculutura y la pesca para procurarse el sustento, negándose también a acumular riquezas y a tener esclavos. Eran libres e iguales y trabajaban unos para otros. Ni siquiera poseían casa propia; además de habitar todos juntos, las viviendas estaban abiertas para los extranjeros. A todos pertenecían los almacenes con sus mercancías; de todos eran los vestidos, ni más ni menos que los alimentos para quienes no hacían sus comidas en común; no guardaban para sí lo que ganaban, sino que lo ponían en un fondo común a disposición de todos. Trataban con un cuidado máximo a los enfermos y ancianos.

Los estudios sobre esta secta avanzaron a partir de 1947 cuando se descubrieron los manuscritos de Qumran en el Mar Muerto, que permitieron avanzar en el estudio científico del judaísmo y el cristianismo. La conclusión fundamental de estos manuscritos es que el mensaje de Jesucristo no era nada innovador ni original sino que estaba en el ambiente de aquella época y que, aunque no era esenio, no hizo más que introducir pequeños cambios.

Eserista

Fue un movimiento político ruso de comienzos del siglo XX de naturaleza pequeño burguesa con gran influencia entre los campesinos que evolucionó desde la acción directa anarquista hacia el marxismo.

Proviene de un acrónimo de su denominación como socialistas revolucionarios y surgieron en 1903 de las filas de los antiguos populistas. Tras la revolución de octubre de 1917 se escindieron en un ala derecha, colaboracionista de la reacción burguesa, y un ala izquierda que se apoyó la revolución llegando a formar parte del gobierno junto con los bolcheviques. No obstante, en 1918 se opusieron a la firma de la paz de Brest-Litovsk, adoptando una posición nacionalista que les enfrentó con los bolcheviques. Llegaron a desencadenar un golpe de Estado y una de sus dirigentes disparó contra Lenin hiriéndole gravemente. Esto les hizo perder el apoyo que tenían entre los campesinos y acabaron desapareciendo.

Espacio vital

Es un término acuñado por el geógrafo alemán Friedrich Ratzel a finales del siglo XIX (Lebensraum) para justificar el expansionismo alemán con la excusa del hacinamiento.

Influido por el racismo y el pangermanismo Ratzel estableció una relación malthusiana entre la población y el espacio. Dada la explosión democráfica, los países necesitaban un espacio suficiente. Tras las pérdidas territoriales sufridas durante la I Guerra Mundiual, Alemania necesitaba anexionarse las regiones eslavas del este de Europa, donde una parte de la población era, además, de origen alemán.

Los nazis trataron de justificar su expansionismo y la guerra mundial con la supuesta necesidad de un espacio vital en el este de Europa. Tras el ataque a la URSS los nazis crearon un Ministerio para los territorios ocupados del este. En el Plan General del Este (Generalplan Ost) colaboró la Universidad Friedrich Wilhelm de Berlín. Pretendía alojar a más de 12 millones de colonos alemanes a costa del desplazamiento de 30 millones de soviéticos.

Algunas corrientes sociobiológicas continúan hoy defendiendo estas teorías, siempre con una apariencia científica o universitaria.

Espartaquismo

Fue un movimiento internacionalista revolucionario dentro del Partido Social-Democrata alemán durante la I Guerra Mundial encabezado por Rosa Luxemburgo, Carlos Liebknecht, Clara Zetkin y Franz Mehring, del que saldría constituido el Partido Comunista de aquel país.

El nombre proviene de Espartaco el mítico dirigente de la rebelión de los esclavos contra Roma en el año 71 a.n.e.

Especulativo

— 1. En economía son los movimientos de los capitales financieros en bolsa o en divisas para obtener grandes rendimientos inmediatos no ligados a ninguna actividad productiva.

Bajo el imperialismo la actividad capitalista especulativa adquiere una gran importancia, creando la inestabilidad de los mercados y poniendo de manifiesto la podredumbre y descomposición alcanzadas. Por eso Lenin calificaba a este fenómeno de capitalismo en descomposición, ya que crea todo un sector se parásitos sociales que viven a costa de este tipo de actividades improductivas.

— 2. En filosofía es el conocimiento desvinculado de la práctica y de lo concreto.

El materialismo dialéctico niega la validez del conocimiento especulativo ya que es imposible de verificar su certeza. Los intelectuales son propensos a exponer teorías alejadas de la realidad y rehuir los aspectos concretos, que les parecen simplistas. Marx decía que los comunistas no estamos para interpretar el mundo sino para cambiarlo, por lo que el comunismo no es una teoría más, otra ideología diferenciada, sino una práctica, una lucha que requiere, sin embargo, de conocimientos teóricos pero para llevarlos a la realidad y cambiarla. Eso es lo que le da su fuerza científica y le diferencia de los especuladores, por un lado, y de los partidarios de la acción por la acción, por el otro. La práctica está poniendo a prueba cada día la exactitud del comunismo como ciencia, que debe renovarse continuamente para ser eficaz.

Espontaneísmo

Es una tendencia reformista del movimiento obrero que pretende abandonar la lucha a la inspiración improvisada y a la propia inercia.

El espontaneísmo es una corriente muy extendida, especialmente en el ámbito sindical, que impide al partido comunista ejercer la dirección de las luchas que, de esa forma, o bien carecen de continuidad y se agotan por sí mismas, o bien caen en manos de la burguesía. La falta de dirección envuelve tres características que presentan las luchas espontáneas. Primero, la falta de iniciativa, que coloca al movimiento siempre a la defensiva y le impide avanzar más allá de las reivindicaciones meramente económicas o inmediatas. Segundo, el localismo, la incapacidad para comprender cada fenómeno concreto dentro un ámbito más general, en su contexto político y económico, bien nacional o bien internacional. Tercero, el espontaneísmo, por más que inicialmente tenga un carácter revolucionario y radical, conduce finalmente al reformismo porque permite que la burguesa acabe dominándolo.

No obstante, en muchas ocasiones el espontaneísmo aporta nuevas fuerzas, entusiasmo y energías renovadas a la revolución que el partido comunista debe aprender a incorporar a su práctica política.

Esquirol

Es el obrero que ante la declaración de huelga de sus compañeros, acata las órdenes de la burguesía y trata de seguir trabajando.

El nombre proviene de un pueblo de Catalunya cuyos vecinos fueron reclutados por una empresa de Barcelona para trabajar en sustitución de los propios, que habían declarado la huelga.

Los esquiroles deben ser ejemplarmente sancionados para impedir que su traición rompa la solidaridad de clase y la empresa pueda seguir funcionando. Para ello es imprescindible organizar piquetes que impidan su acceso a la fábrica.

Hoy día los capitalistas han logrado imponer los llamados servicios mínimos que no es más que la institucionalización de los esquiroles, algo contra lo que siempre ha luchado el movimiento obrero.

Estado

Es una organización especial de represión de la clase dominante sobre la clase dominada que aparece cuando el antagonismo ente ambas es irreconciliable.

El Estado tiene una naturaleza esencialmente histórica, lo cual significa que no existió siempre, sino que surge en una época determinada, por causas precisas y, en consecuencia, tambien desaparecerá en otra época posterior cuando esas causas desaparezcan. No es utópico pensar que el Estado desaparecerá algún día; lo verdaderamente utópico es pensar que subsistirá eternamente. El partido comunista lucha por la desaparición del Estado pero, a diferencia de otras corrientes, conoce la forma de llegar a ese objetivo porque conoce científicamente sobre qué pilares se asienta su organización.

El Estado surge históricamente a causa de la aparición de la propiedad privada, de la división de la sociedad en clases que ello comporta y, finalmente, de la contradicción frontal entre esas mismas clases. En su aparición, los lazos anteriores de consanguinidad entre los hombres fueron sustituidos por su asentamiento territorial, su fijación en un territorio, una comarca o en una ciudad, desarrollándose vinculaciones jerárquicas, políticas, entre ellos que se sostienen en última instancia en la violencia. Las clases dominantes se organizan de una forma peculiar como Estado, que representa y defiende al conjunto de todas ellas, a sus intereses comunes frente a los explotados. Esos intereses no son políticos o ideológicos, sino económicos, por lo que el Estado asegura la continuidad de la explotación de las clases dominadas, la extracción de un lucro material a costa de ellas.

En torno a este núcleo económico, y con el fin de encubrirlo, se teje toda una serie de leyendas religiosas, ideológicas y filosóficas que no sirven más que para impedir la organización de los oprimidos para la lucha contra esta situación. Las dos ideas más falsas en torno al Estado son la idea de superioridad, es decir, la idea de que el Estado está por encima y al margen de los conflictos de clase, y la idea de neutralidad, de que no tiene interés en que venza una u otra.

Estado de excepción

Es la declaración pública por parte de un gobierno de una alteracion extraordinaria del orden público que requiere libertad de actuación por parte de las fuerzas represivas y la anulacion de los derechos fundamentales de la personas.

La declaración del estado de excepción es el reconocimiento formal de un fracaso del Estado burgués frente a la lucha de clases. Entonces, la burguesía organizada como clase, extrae de su interior todo el odio que acumula y se lanza con todo su salvajismo a aplastar al pueblo insurgente, concediendo carta blanca a la policía y a las fuerzas antidisturbios. Toda su demagogia sobre las libertades cívicas se viene abajo, apareciendo desnudo el Estado burgués en su verdadera dimensión.

En la época ascendente del capitalismo los estados de excepción aparecían esporádicamente, como lagunas entre épocas prolongadas de normalidad. La entrada en su fase monopolista hace permanente la crisis y los estados de excepción proliferan, conviertiéndose en normal lo que antes era excepcional. Entonces el Estado burgués incorpora a legalidad ordinaria el derecho represivo extraordinario; las leyes de excepción, los tribunales de excepción, la derogación de derechos básicos toman carta de naturaleza como recursos habituales y se habla no ya de excepción sino de mera especialidad, normalmente caracterizada por la histeria antiterrorista. Lo excepcional se ha convertido en permanente y es expresión de la profunda crisis de los Estados imperalistas contemporáneos.

Estado de Derecho

Es una teoría jurídica reaccionaria inventada en Alemania durante la época de Bismarck para suplantar el principio de soberanía popular impuesto por la Revolución burguesa en Europa.

En Prusia el capitalismo no se desarrolló siguiendo la pautas habituales de la revolución burguesa sino por una vía original de pacto con la aristocracia terrateniente y haciendo concesiones. También en el terreno ideológico se produjo ese acuerdo en forma de componenda que evitara los sobresaltos de la revolución francesa de 1789. La alta aristocracia jamás aceptó el principio de que la soberanía provenía de la nación, sino que creía en el origen divino del emperador cuya legitimidad no podía dimanar en ningún caso de la voluntad popular. Pero a finales del siglo XIX la burguesía era lo suficientemente poderosa como para acotar las competencias el monarca y crear una nueva legislación a través de las cámaras parlamentarias. Para solventar esa contradicción, un grupo de juristas germanos (Laband, Jellinek) crearon la teoría ambigüa de que la soberanía no venía ni del pueblo ni del monarca sino del Derecho, de que las normas jurídicas estaban por encima de todos ellos y de que todos sin ecepción debían someterse a esas normas. A esa teoría y al Estado que se somete a la ley (incluido el monarca) la llamaron Estado de Derecho.

Hoy la expresión, de tan rancio origen, ha ganado popularidad en el pensamiento juridico monopolista para denotar que en el Estado moderno nadie puede adoptar una decisión sin que exista una previa norma que lo autorice, que se trata de un Estado de plena legalidad. Aunque se le considera sinónimo de democracia, constituye una absoluta negación de la misma, ya que, al negar la soberanía popular, niega al mismo tiempo su poder constituyente, es decir, la facultad de cambiar todas las normas.

Estética

Es la ciencia que estudia el arte y la belleza.

En su origen significaba el estudio de las sensaciones, y en ese sentido lo siguió empleando Kant.

Estocástico

Expresión propia de la ciencia estadística como sinónimo de aleatorio o sometido a las leyes del azar.

Estrategia

Es la determinación por el partido comunista de las líneas politicas fundamentales que conducen a la revolución socialista.

Toda estrategia política debe definir el tipo de revolución que la estructura económica de un determinado país requiere, la fuerza social que dirigirá esa revolución, así como la fuerza principal que debe aglutinar a su alrededor para triunfar en la lucha revolucionaria.

Estructura

Es el conjunto de elementos económicos, políticos e ideológicos que articulan una sociedad en una época determinada.

En toda estructura social son los factores económicos los juegan un papel determinante y por ello forman parte de la infraestructura, mientras que los factores políticos e ideológicos forman la superestructura.

Éter

Es una sustancia hipotética que llena el espacio, contribuyendo a explicar la interacción de los cuerpos a distancia.

Los atomistas griegos consideraban que los cuerpos interactuaban en el vacío. El espacio se componía sólo de átomos y vacío, por lo que su materialismo era puramente mecánico, lo que no contribuía a comprender numerosos fenómenos. Esa insuficiencia condujo a Aristóteles a sostener la hipótesis del éter, identificándolo con el espacio. Frente a los atomistas Aristóteles sostuvo que el espacio estaba lleno de ese fluido. El vacío explicaba la interacción de los átomos a distancia, pero no a muy cortas distancias, donde, decía Aristóteles, las fuerzas se expanden a través del éter.

Aristóteles también sostuvo que además de los elementos primarios de los que hablaban los atomistas, el éter era un componente fundamental de los cuerpos celestes y sobrenaturales. A causa de ello que en torno al éter, a la acción a distancia y a la noción de campo (eléctrico, magnético, gravitarorio) se desarrollaron con posterioridad algunas corrientes misticistas que se mantuvieron hasta el siglo XIX y los debates se polarizaron.

En torno al atomismo se agruparon las corrientes materialistas que rechazaban el espacio lleno, la acción a distancia y la teoría del vacío. Mientras Descartes y Leibniz defendieron la tesis de un espacio lleno por el éter, Newton mantuvo las concepciones atomistas, si bien defendió al mismo tiempo la acción a distancia, como en su teoría gravitatoria.

Los problemas de la física con el éter corren en paralelo a los de la biología con el medio, el ambiente o el entorno. Los autores clásicos entendía por éter un medio homogéneo, mecánico y elástico que llenaba el espacio newtoniano absoluto. La teoría del éter exprimentó un profundo cambio primero al descubrir Maxwell a mediados del siglo XIX el campo electromagnético y, aunque Einstein defendió la existencia del éter, su teoría especial de la relatividad es incompatible con la existencia de un medio parecido.

No obstante, la física no explica de forma satisfactoria algunos interrogantes. No existe el el vacío, no existe el espacio absolutamente vacío, el espacio es inseparable de la materia. Pero la ciencia se ha limitado a dejar de hablar del éter, sin aportar una explicación convincente de la acción a distancia y la noción de campo.

A mediados del siglo XX el físico sueco Hannes Alfvén sustituyó el éter por el plasma con su teoría eléctrica del universo.

Etnolingüística

Es la ciencia que estudia la influencia recíproca de la cultura de una nación sobre su idioma.

La etnolingüística nació por influencia del idealismo alemán a comienzos del siglo XIX, de la mano de J.G.Herder (1744-1803) y K.W.von Humboldt (1767-1835), con el propósito de conocer el espíritu de un pueblo a través de su idioma. Trataban de demostrar que cada nación tiene su propia visión ideológica, que se expresa en su lengua.

A comienzos del siglo XX estas tesis fueron desarrolladas por J.Trier y J.L.Weisgerber para quienes la lengua es como el cofre que atesora las singulares concepciones de un pueblo. Estos autores acentuaron la vertiente subjetiva e idealista de Herder y Humboldt de manera unilateral: la lengua no refleja el ser sino que lo crea; como cada lengua es diferente, cada lengua expresa el espíritu de la nación que la habla. Trier y Weisgerber crearon la noción de campo semántico, especie de bloques lingüísticos que expresan conceptos. Según la teoría del campo, las palabras se agrupan formando conjuntos semánticos que son los que otorgan un determinado significado a la palabra. Sostienen que hay determinados fenómenos que los aprehendemos según los campos semánticos que los configuran, como por ejemplo la relaciones de parentesto, los colores o las constelaciones.

La tercera etapa de la etnolingüística surgió en Estados Unidos de forma independiente pero coincidente, promovida por Edward Sapir (1884-1939) y, sobre todo, B.L.Whorf (1897-1941) que analizaron las lenguas de los indígenas de su país llegando a las mismas conclusiones idealistas de Humboldt, a las que añadieron por su cuenta otro error añadido, el relativismo lingüístico, en el que coinciden con la semántica general. Según esta tesis, cada nación que habla un idioma diferente tiene diferentes percepciones del mundo y, en consecuencia, reacciona también de manera diferente.

Estas tesis tienen una gran influencia entre las organizaciones nacionalistas e indigenistas. Aunque este tipo de construcciones filosóficas son erróneas, dieron lugar al nacimiento de una nueva ciencia, la etnolingüística, que ha producido fecundos resultados. Un idioma no crea la realidad sino que está creado por esa realidad aunque, naturalmente, reincide sobre ella.

Euclídeo

Es el sistema geométrico elaborado por Euclides en el siglo III a.n.e. y que permaneció sustancialmente inalterado hasta el siglo XIX.

Euclides concibió la geometría como un análisis del espacio concebido de manera estática por medio de un sistema deductivo y lógico a partir de un elemento básico, que es el punto. El segundo elemento es la línea recta, la trayectoria más corta entre dos puntos. El tercero es el plano, la intersección de dos rectas. Además Euclides introdujo el círculo, que suponía un concepto de longitud, distancia o medida. Esto conduce de inmediato a las construcciones con regla y compás: primero triángulos, después, rectángulos y, finalmente polígonos. Luego se establecen las relaciones de proporción y magnitud para pasar a las áreas y volumenes. A partir de ahí la geometría euclídea estudia el espacio y todas las formas geométricas.

Pero en la geometría euclidea aparecieron contradicciones que no se podían resolver sobre la base de sus propias premisas. Una de ellas era la cuadratura del círculo: cómo construir un polígono cuya área sea igual a la del círculo. Un enfoque intuitivo muy antiguo consiste en insertar polígonos regulares de lados iguales dentro del círculo: primero un triángulo equilátero, luego un cuadrado, un pentágono y asi sucesivamente. El área de los polígonos se aproximaba cada vez más al círculo. Pero cualquier polígono inscrito en el círculo, por muchos lados que tenga, es siempre menor al área del círculo. Se puede reducir el error hasta la mínima magnitud, pero nunca se llegará a la exactitud. Como este error era muy pequeño se decía entonces que el círculo no era más que un polígono con un número infinito de lados.

Aquí aparecía una contradicción entre el mundo lineal de las rectas y el mundo de las curvas. El infinito quebraba la lógica matemática. Había que dar un salto cualitativo, introducir la dialéctica. Nicolás de Cusa demostró que la diferencia entre la recta y la curva no es simplemente de magnitud, sino de cualidad o especie. Los polígonos no son magnitudes de la misma especie que el círculo.

Comenzó así el desarrollo de un nuevo tipo de geometría construida ahora sobre la base del movimiento, no sobre la forma. Fue Descartes (1596-1650) el que lo expresó matemáticamente con su concepto de magnitud variable. La dialéctica, escribió Engels, llegó a la matemática: es el movimiento lo que genera las formas geométricas. El círculo es la forma de un movimiento circular de rotación. Las formas elementales de la geometría euclídea se derivan todas de la acción circular, y no al revés. Si al círculo se le aplica de nuevo la rotación, plegándolo sobre sí mismo, se obtiene entonces una línea recta que es el diámetro del círculo. Si se dobla de nuevo, se obtiene un segundo diámetro que interseca al primero lo que crea un punto. Con más pliegues, con más rotaciones, se van generando los vértices de los polígonos.

La matemática analizó entonces la materia en movimiento partiendo tan sólo de la acción circular. Leibniz llamó a estas ecuaciones con el nombre de no algebraicas o trascendentales y, al mismo tiempo que Newton, introdujo operaciones matemáticas nuevas, como las integrales y diferenciales. Había nacido el cálculo infinitesimal, una de la primeras aproximaciones matemáticas al infinito y a la dinámica. La línea recta, decía Newton, era un trayectoria, describía un movimiento.

Eudemonismo

Doctrina moral que establece como fin último subjetivo del hombre la felicidad.

La felicidad es un estado de plenitud y armonía del espíritu que no se identifica con el placer. Algunos autores presentan la felicidad de forma individual, como Demócrito, Sócrates, Aristóteles, el estoicismo o el neoplatonismo, o bien, de forma colectiva, como se estableció a partir de David Hume. No obstante, todos ellos presentan criterios de felicidad comunes a todos los hombres, suprahistóricos.

La teoría surgió en la Antigüedad clásica con Demócrito, Sócrates y Aristóteles. También fueron partidarios del eudemonismo los materialistas franceses del siglo XVIII (Helvecio, Diderot) y los representantes del utilitarismo.

El eudemonismo luchó contra la religión llamando a alcanzar la felicidad en la tierra y no en el mundo de ultratumba.

Eufemismo

Es un circunloquio o malabarismo retórico que sustituye a la expresión franca y directa con el propósito de desimular una realidad.

Eugenesia

Es la ideología racista que preconiza la castración, el aislamiento o el exterminio de los trabajadores, de los extranjeros, enfermos mentales y de las personas consideradas inferiores, para preservar un supuesto patrimonio génico de la burguesía y los seres superiores.

La eugenesia es compañera ideológica del malthusianismo. Fue expuesta por F.Galton a finales del siglo XIX, alcanzado una vasta difusión gracias al dinero aportado por los grandes monopolios internacionales. Arraigó con singular fuerza en Gran Bretaña, en el norte de Europa, Australia, Sudáfrica y Estados Unidos, provocando prácticas aberrantes contra los sectores más humildes de la sociedad y las minorías étnicas.

Su propagación expresa el carácter decrépito de la ideología burguesa una vez entrado el capitalismo en su fase imperialista, aunque se trató de justificar con el apoyo de determinadas corrientes seudocientíficas de la medicina, la antropología, la biometría y la genética mendelista. Se trataba de poner la ciencia al servicio de la creación de superhombres, una casta de elegidos capaces de gestionar las políticas imperialistas lo más eficazmente posible. Dichas pretensiones se defendieron como genética humana, una aplicación del mendelismo a los seres humanos y los científicos participaron activamente en la aprobación de leyes contra los inmigrantes, la prohibición de matrimonios interrraciales y otras brutales políticas raciales de las grandes potencias imperialistas. Fue la primera biotecnología, una extensión de las prácticas propias de la ganadería a los seres humanos y un ejemplo característico del intento de resolver problemas sociales, verdaderos o ficticios, mediante supuestos remedios técnicos.

El salvajismo eugenésico estuvo acompañado de la cobardía. El poder del Estado se concentró en agredir a personas débiles o que no tenían ninguna posibilidad de defenderse por sí mismas. En Suecia las castraciones se impusieron a los enfermos mentales. Al menos un 10 por ciento de ellas fueron forzosas. La ley de esterilización fue aprobada por los socialdemócratas con el apoyo de otros partidos y la iglesia luterana, un año después de la llegada de los nazis al gobierno alemán y provocó 62.000 castraciones entre 1934 y 1975, una cifra escalofriante en relación con el volumen de población. Aún en 1996 la socialdemocracia se opuso a que las víctimas fueran indemnizadas, una ley que no se logró aprobar hasta 1999.

En Australia la legislación eugenésica se centró en los aborígenes y no se derogó hasta los años setenta del pasado siglo. En Estados Unidos 24 Estados aprobaron leyes esterilizadoras, que se aplicaron forzosamente contra más de 60.000 personas entre 1907 y 1931, en su mayoría contra la población negra.

A pesar del descrédito cosechado tras la II Guerra Mundial, la ideología eugenista sigue activa de la mano de seudocientíficos, anglosajones la mayor parte de ellos. En 1973 la Sociedad de Americana de Eugenesia cambió de nombre, una política de encubrimiento (backdoor eugenics) para defender las mismas políticas racistas con otras denominaciones, tales como biología social o ingeniería genética, una expresión acuñada Rollin D. Hotchkiss, profesor de la Universidad Rockefeller.

Europol

Es la oficina de coordinación de las fuerzas de policía de varios países europeos creada en 1995.

Europol no forma parte de la Unión Europea ni depende de ella ya que se rige por un tratado fundacional propio.

En 1997 el parlamento español aprobó el Convenio Europol y al año siguiente el protocolo de inmunidad de sus funcionarios. A partir de 1999, Europol asumió competencias en materia de lucha contra las organizaciones revolucionarias.

Eutaxia

Es un ejercicio del poder político en el que la oligarquía dominante logra gobernar la sociedad de forma duradera agrupando en torno a sí misma a otras partes diferentes de la sociedad de una manera armoniosa.

Evolucionismo

Es la teoría científica según la cual los seres vivos no han sido creados simultáneamente sino que derivan unos de otros y, en última instancia, de la materia inerte.

El alemán C.F.Wolff el primero en exponer el evolucionismo en 1759, luego desarrollado por Oken, Lamarck, Treviranus, Erasmo Darwin y Von Baer, con el nombre de transformismo, una teoría que finalmente adquirió un amplio reoconocimiento por la divulgación que de ella realizaron Darwin y sus seguidores en la segunda mitad del siglo XIX.

El descubrimiento de que no sólo el hombre sino que todos los seres vivos tenían una historia, que no eran inmutables, fue un golpe definitivo para las religiones, que desde entonces no se han detenido en combatir el evolucionismo con toda su fuerza. Hasta entonces se pensaba que la naturaleza sólo cambiaba en el espacio, en la geografía, no en el tiempo, que estaba tal y como dios la había creado y sólo él podía cambiarla.

Sin embargo, la burguesía viene ofreciendo una versión tergiversada del evolucionismo, al que considera como una lucha por la existencia, trasladando de la sociedad a la naturaleza la teoría de Hobbes (el hombre es un lobo para el hombre), la competencia capitalista y el malthusianismo y haciendo un refrito de elementos diversos. Pero, como dijo Engels, mientras los animales recolectan, el hombre produce, lo cual hace que en la sociedades no luche por la subsistencia sino por la riqueza. La lucha de clases entre los hombres no se puede confundir con la lucha por la existencia de la especies animales.

Exilio

Es la huida de un país hacia el extranjero de las personas perseguidas a causa de la represión política.

En 1939 se calcula en dos millones los españoles obligados a escapar de España tras la imposición del franquismo al final de la guerra nacional revolucionaria.

Existencialismo

Fue una corriente irracionalista de la filosofía burguesa contemporánea que surgió con la entrada del capitalismo en su fase imperialista.

Las fuentes inspiradoras del existencialismo fueron el vitalismo, la fenomenología de Husserl y la doctrina mística de Kierkegaard. Constituyó una reacción irracionalista frente a la Ilustración y a la filosofía clásica alemana, que expresaban el optimismo propio de la etapa revolucionaria de la burguesía.

El racionalismo burgués sostenía que la esencia explica la existencia. El existencialismo destacó, en cambio, la irreductibilidad -el carácter dado- de la existencia, su prioridad respecto a la esencia y la imposibilidad de trascender la pura existencialidad de lo real. Los filósofos existencialistas afirmaban que el principal vicio del pensamiento racional estriba en tomar como punto de partida el principio de la contraposición entre sujeto y objeto. El pensamiento racional veía toda la realidad, incluido el hombre, tan sólo como objeto, como algo ajeno al hombre mismo. Pero la filosofía, desde el punto de vista del existencialismo, ha de partir de la unidad entre sujeto y objeto. Dicha unidad se halla encarnada en la existencia, que es algo irracional.

El existenciallismo expresó el pesimismo de la burguesía ante su etapa final de crisis, de decadencia. Según la doctrina existencialista, para adquirir conciencia de sí mismo como existencia, el hombre ha de encontrarse en una situación límite, por ejemplo, ante la muerte. Ello hace que el mundo se convierta para el hombre en íntimamente próximo. Para ellos el conocimiento se basa en la intuición (la experiencia existencial en Marcel, la comprensión en Heidegger, la iluminación existencial en Jaspers), que es el método fenomenológico de Husserl irracionalmente interpretado. En el existencialismo, ocupa un importante lugar el planteamiento y la solución del problema de la libertad, definida como elección que hace el hombre de una posibilidad entre innumerables posibilidades. El carácter voluntarista de la explicación que el existencialismo da de la libertad estriba en separar la elección de las circunstancias, es decir, estriba en aislar de la necesidad objetiva, de las leyes, al hombre. En última instancia, los existencialistas convierten el problema de la libertad en un problema puramente ético y entienden la libertad, según el espíritu del individualismo extremo, como libertad del individuo respecto a la sociedad.

En la posguerra el existencialismo ejerció una notable influencia sobre la intelectualidad burguesa, especialmente en el terreno del arte y la cultura. Fue una expresión del estado de ánimo depresivo de la intelectualidad burguesa en aquella época. Expresaba su incapacidad para dar respuestas positivas a las cuestiones planteadas por la inestabilidad de la vida en la época imperialista, los sentimientos de angustia, desesperación y desolación inherentes al hombre en aquel momento. La actitud política reaccionaria de la mayoría de los filósofos existencialistas se halla íntimamente vinculada a sus concepciones filosóficas.

Exobiología

Es la búsqueda de vida o restos de la misma fuera de la Tierra, especialmente a través de los meteoritos que llegan procedentes del espacio.

Aunque los medios académicos le otorgan un tratamiento científico, la exobiología no se fundamenta en hechos sino en hipótesis.

Exón

Es aquel segmento del ADN nuclear que participa en la elaboración de proteínas.

El mendelismo se había construido sobre el supuesto de que la función del ADN consistía en elaborar proteínas. En los años setenta se descubrió que al menos una parte de él no cumplía dicha función. Entonces el concepto de gen volvió a sufrir otra crisis. El genoma se separó en exones, genes que cumplían la función prevista por la teoría, e intrones, que fueron despreciados como basura.

Posteriormente se ha descubierto que esa parte no funcional es ampliamente mayoritaria, es decir, que la inmensa mayoría del ADN es basura o no cumple la función prevista por la teoría sintética.

Exordio

Es la presentación del asunto en una exposición para interesar al auditorio.

Su función es señalar que el discurso comienza, atraer la atención de los oyentes, disipar animosidades, granjear simpatías, fijar el interés del receptor y presentar el discurso.

Experiencia

Es aquel experimento o práctica repetida del que se obtienen siempre los mismos o parecidos resultados.

Puede ser directa, cuando procede del propio experimentador, o indirecta, cuando los resultados se conocen por la comunicación de un tercero.

La experiencia es el verdadero fundamento de la práctica científica.

Explotación

Es la apropiación gratuita, por parte de quienes poseen los medios de producción, del fruto del trabajo adicional y, a veces, de parte del trabajo necesario de los productores directos.

La explotación del hombre por el hombre surgió como resultado del desarrollo de las fuerzas productivas, de la división social del trabajo, del nacimiento del plusproducto, de la propiedad privada y de la división de la sociedad en clases antagónicas: dueños de esclavos y esclavos. El carácter de las relaciones de producción dominantes en la sociedad determina, asimismo, las correspondientes formas de explotación. La explotación del trabajo, surgida ya en el estadio de descomposición del régimen de la comunidad primitiva, es inherente a todos los modos de producción antagónicos de clase, basados en el dominio de la propiedad privada sobre los medios de producción. La explotación esclavista se basa en la propiedad total de los esclavistas sobre los medios de producción y sobre el propio trabajador: el esclavo; la explotación feudal se basa en la propiedad del señor feudal sobre la tierra y en la propiedad parcial sobre el siervo; la capitalista, en la propiedad capitalista sobre los medios de producción y en el trabajo asalariado. El capitalismo es la última forma de explotación del hombre por el hombre. Bajo el socialismo, al suprimirse la propiedad privada sobre los medios de producción y establecerse sobre ellos la propiedad social, se acaba con las clases explotadoras y se elimina toda explotación del hombre por el hombre.

La explotación capitalista es la forma histórica de explotación de los trabajadores, bajo la cual los capitalistas, poseedores de los medios de producción, se apropian la plusvalía creada por el trabajo no retribuido de los obreros. La forma de explotación capitalista se distingue de las formas esclavista y feudal por presentarse de una manera velada. En el régimen de esclavitud y en el feudal, la explotación resultaba evidente, abierta; el trabajador dependía personalmente de los explotadores, y la disciplina del trabajo era la disciplina del palo. Bajo el capitalismo, los obreros jurídicamente son personas libres, pero como carecen de medios de producción, para no morir de hambre se ven obligados a vender su fuerza de trabajo. El capitalista y el obrero como poseedores de mercancías aparecen en el mercado formalmente libres e iguales en derechos, pero la apariencia de igualdad jurídica encubre la desigualdad que existe entre los explotadores y los explotados. El obrero sólo es libre de elegir a cuál de los explotadores va a vender su fuerza de trabajo. La disciplina del hambre le obliga a buscar el trabajo que sea, únicamente acabando con la propiedad capitalista sobre los medios de producción y estableciendo la propiedad colectiva socialista, puede acabarse con la explotación del trabajo asalariado por parte del capital.

Exponencial

Es aquel crecimiento cuya tasa es proporcional al tamaño ya alcanzado.

Exportación

Es la venta en el mercado internacional de mercancías y capitales.

La exportación, como la importación, se halla condicionada por el desarrollo de la producción mercantil y por la división internacional del trabajo. Bajo el capitalismo y, sobre todo, en la época del imperialismo, la realización de las mercancías en los mercadas exteriores se convierte en uno de los problemas más graves y difíciles, en una de las causas de la lucha entre los países capitalistas por los mercados, las esferas de inversión de capitales y las fuentes de materias primas. La exportación de mercancías de los países imperialistas sirve como medio de sojuzgar económica y políticamente a otros Estados, sobre todo a los países débilmente desarrollados. El sistema de elevados precios de monopolio para las mercancías que se exportan y de bajos precios de monopolio para las compras de materias primas y productos alimenticios en los países coloniales y dependientes, conduce a incrementar las ganancias de los monopolios. La necesidad de exportar está dictada también por la limitación de los mercados interiores debida al retraso relativo de la demanda solvente de la población en los países capitalistas.

La exportación de mercancías entre países está condicionada por la división internacional del trabajo. Bajo el capitalismo, la exportación de mercancías se convierte en uno de los medios para alcanzar el objetivo de la producción capitalista: obtener plusvalía. Durante el capitalismo premonopolista, la división internacional del trabajo dependía en gran medida del influjo de las condiciones económico-geográficas de la producción, de suerte que los costos de producción de ciertas mercancías resultaban en unos países más bajos que en otros; a ello se debía que la exportación de tales mercancías fuese lucrativa. Al mismo tiempo, la burguesía utilizaba ampliamente la exportación de mercancías para expoliar de manera directa, por medio del intercambio no equivalente, a los pueblos de otros países que se encontraban en estadios precapitalistas de desarrollo. Bajo el imperialismo, cuando la división internacional del trabajo se basa en las relaciones de dominio de algunos países con una industria altamente desarrollada sobre los demás países del mundo capitalista, la exportación de mercancías sirve para mantener y consolidar estas relaciones, para hacer que la burguesía imperialista obtenga altas ganancias monopolistas. Los monopolios utilizan su situación dominante en el mercado capitalista mundial para exportar mercancías (sobre todo artículos industriales) a altos precios de monopolio y para importar otras (sobre todo materias primas) a bajos precios de monopolio. La exportación de mercancías, indisolublemente vinculada -bajo el imperialismo- al intercambio no equivalente, constituye uno de los factores importantes que confieren carácter internacional a la explotación capitalista.

En la época imperialista, ha alcanzado un desarrollo preferente la exportación de capitales en forma de concesión de empréstitos estatales e inversiones directas de capital en el extranjero. La exportación de capitales hace que se amplíe la exportación de mercancías. La exportación de capitales es la forma típica del capitalismo monopolista, de invertir capitales en el extranjero con el fin de obtener ganancias máximas. El capital se exportaba ya durante el capitalismo premonopolista, pero entonces desempeñaba un papel secundario respecto a la exportación de mercancías. La exportación de capitales constituye uno de los caracteres fundamentales del imperialismo. La necesidad de exportar capital surge en los países capitalistas más desarrollados debido a que la oligarquía financiera, después de concentrar en sus manos enormes recursos materiales y monetarios, encuentra limitadas las posibilidades de inversión en el interior del país de modo que las inversiones garanticen altas ganancias monopolistas; así se forma un relativo sobrante de capital que se desplaza hacia los lugares donde la cuota de ganancia es superior a la del país dado. Al mismo tiempo, la economía capitalista mundial del imperialismo hace posible invertir capitales de manera que produzcan altos beneficios, pues los países atrasados han sido ya incorporados a la circulación mundial de mercancías, cuentan con vías de comunicación hasta cierto punto accesibles y disponen de fuerza de trabajo para la explotación capitalista.

La exportación de capitales se lleva a cabo ya sea bajo la forma de empresas (el capital exportado se coloca en alguna empresa) o en forma de préstamos (el capital exportado se presta a un determinado interés). En ambos casos, el exportador de capital explota a los trabajadores del país en que dicho capital se invierte, directamente en el primer caso, y en el segundo, a través de quienes obtienen los préstamos, es decir, a través de los explotadores locales. Actúan como exportadores de capital los propios monopolios o el aparato estatal -por ellos controlado- de los países imperialistas. En los últimos años, se registra una tendencia a aumentar sensiblemente el peso específico de la exportación estatal de capitales. La forma estatal de la exportación de capitales resulta beneficiosa para los monopolios porque garantiza la indemnización de los beneficios no obtenidos mediante el saqueo impositivo de los trabajadores pertenecientes al propio país. La obtención de ganancias máximas sobre el capital exportado a países atrasados en su desarrollo económico, está indisolublemente vinculada al dominio económico y político de la oligarquía financiera en los países coloniales y dependientes y a la explotación, en ellos, de mano de obra barata.

Expropiación

Es la confiscaación de bienes, con o sin indemnización, llevada a cabo por vía coercitiva, independientemente del consentimiento del propietario, por parte de personas privadas o del Estado en interés de una clase determinada o de toda la sociedad.

En el período de la acumulación originaria del capital la burguesía efectuó la expropiación en masa de la pequeña propiedad campesina, desposeyó de tierra, por la fuerza, a los labradores, arruinó a los pequeños productores y los convirtió en proletarios. Bajo el capitalismo, la expropiación en masa de los pequeños productores prosigue, y se acentúa en singular medida en la fase imperialista. La competencia entre los propios capitalistas hace que el gran capital absorba a los capitales pequeños y medios, que el capital y la producción se concentren y se centralicen en pocas manos. La centralización de los medios de producción y la socialización del trabajo llegan a tal punto que se hacen incompatibles con su envoltura capitalista.

La revolución socialista expropia sin indemnización a los burgueses y terratenientes declarando que los medios de producción son propiedad social, por lo que entrega las fábricas a los obreros y la tierra a los campesinos. También anula la deuda exterior con los financieros internacionales y cancela las deudas interiores de los proletarios con la banca. Pero no elimina la pequeña propiedad de los comerciantes aunque trata de superar las pequeñas explotaciones en beneficio de las más grandes y del trabajo cooperativo.

Extradición

Es la entrega de un perseguido desde el Estado en el que se encuentra a otro Estado que le reclama para someterle a enjuiciamiento.

Actualmente en Europa las extradiciones están desapareciendo ya que las policías de un país entregan a un perseguido a las de otro sin necesidad de ninguna clase de juicio ni formalidad.

Extraterritorialidad

Es la aplicación por los países imperialistas de sus propias leyes fuera de sus fronteras, invadiendo la legislación y la competencias de otros países soberanos.

La extraterritorialidad viola el principio de soberanía y significa una intromisión en los asuntos internos de otro país. Fue característica del III Reich. Recientemente con la excusa de perseguir los crímenes de guerra y por hipócritas razones humanitarias, España y otros países imperialistas están tratando de extender sus competencias jurisdiccionales fuera de sus fronteras y juzgar crímenes cometidos en terceros países al viejo estilo colonial, para lo que han reformado sus leyes.

A | B | C | Ch | D | E | F | G | H | I | J | K | L | M | N | O | P | Q | R | S | T | U | V | W | X | Y | Z | Descargar